Capítulo 1

80.6K 7.6K 6.7K
                                    


Bakugou camina fuera de las duchas después de su largo entrenamiento, tardo un poco más que el resto y cuando sale ya todos se han ido, incluso Kirishima había huido a casa, aunque no le sorprende del todo, sabe que seguramente pretende pasar la tarde perdiendo el tiempo con Kaminari.

Camina a pasos lentos fuera por el patio escolar, se gira al escuchar un ruido extraño, algo había caído, era un cuaderno, lo ve en el suelo y lo levanta algo confundido, pero antes de poder revisarlo del todo alza la mirada de donde había caído, en el techo ve esa figura asomándose.

Es pequeña y delgada, tenía que ser una broma de muy mal gusto, esa debía ser la peor forma en la que iniciaría su fin de semana.

Pero no la pensó dos veces, no iba a ser espectador de tal tragedia, oh no, su último año no tendría un suicidio en su lista de cosas por hacer y quedar marcado.

Ve un árbol a un par de metros de ahí, rápidamente se trepa a él sin que el individuo lo note, Bakugou es bastante ágil, cuando la figura cae se abalanza y la abraza en el aire haciendo que ambos caigan en los arbustos y flores que el taller de jardinería orgullosamente había plantado.

Mina lo matara si se entera.

Alza su mirada y trata de recuperar el aliento, eso dolió, además que ya estaba algo adolorido por el entrenamiento de esa tarde, se supone que acababa de salvar la vida de alguien, pero está considerando matarlo el mismo por hacerlo pasar por eso.

El chico termino debajo suyo, lo ve vulnerable y llorando sobre todo ese arcoíris de flores y pétalos en los que cayeron.

Oh no.

Era una maldita broma muy mal contada, en ese instante maldice a su madre, a Mina, a toda fémina que lo obligo a ver esas novelas adolescentes donde el amor de tu vida aparece frente a ti rodeado de flores para revelarte que lo has encontrado.

¡Que se vayan a la mierda!

Pero ese chico de ojos verdes, alborotados risos y pecas era la cosa más bonita que había visto en toda su maldita vida.

¿Qué deidad decidió que sus caminos se cruzaran de esa manera? No tiene idea, pero quiere que se pudra por ponerlos en esa situación, una situación incómoda y muy terrible.

—¿Qué mierda estabas pensando?

Trata de enfocarse en lo importante, ese chico frente a él prácticamente acababa de atentar contra su vida, lo ve aun llorando bajito, se encoje de hombros y trata de cubrir su rostro con las enormes mangas de su sudadera.

Bakugou lo toma de los hombros y lo obliga a sentarse.

—Habla idiota ¿Por qué intentaste esa estupidez?

¿Por qué? Esa es una pregunta que Izuku tiene una extensa lista de respuestas, las enumero todas, los pros y contras tenían una diferencia amplia de opciones.

Pero no quiere responderle, mucho menos a él ¿Por qué a Katsuki Bakugou le importaría algo sobre él? Sabe quién es, todos saben quién es en esa escuela, es el sueño de toda chica y chico gay. Jamás imagino que sí quiera compartiría una conversación con él.

Izuku lo empuja sin mucho éxito, es pequeño a comparación del deportista frente a él, Bakugou alza la ceja al ver al chico tratar de huir, aunque no lo culpa, ve sus orejas y mejillas enrojecer por la vergüenza.

—D-debo irme...

Apenas puede pronunciar eso, es tan débil y lleno de timidez, Izuku se levanta y corre lejos de Bakugou esperando que este no lo siga, no lo hace, está demasiado cansado y harto que decide dejarlo huir.

Debe ser un chico de su escuela si estaba en el techo, lo confrontara el lunes con más energías. Se levanta y decide ir a casa, al parecer no se lastimo aquel chico, porque corrió con bastante velocidad.

Cuando llega a casa su madre le reclama por tardar más de lo esperado, podría decirle que salvó la vida de un samaritano, pero sabe que la mujer llamaría a la escuela para reportar el incidente.

Lo último que algún alumno necesita es que corra el rumor que intentó suicidarse en el techo del edificio principal y además no lo logro.

Lamentablemente los adolescentes son crueles.

Después de comer se dirige a su escritorio para hacer las tareas del día y poder dormir toda la tarde y noche, está mentalmente exhausto.

Saca sus libros y encuentra entre ellos el cuaderno que había caído antes de aquel individuo. Probablemente lo tomo por error cuando juntaba sus cosas después de la caída.

Lo comienza a examinar, tal vez haya pistas de la identidad de aquel chico de ojos verdes.

Mierda, eran grandes y brillantes, jamás había visto ojos más bonitos ¿Cómo no había notado a tal individuo antes? Era lindo en toda la extensión de la palabra.

Tal vez fue la situación en la que se encontraron o la escena de filme de romance en la que lo vio, pero algo se había movido en su pecho que generó querer conocer a ese chico.

Abre el cuaderno y en la primera página encuentra un nombre.


"Izuku Midoriya"


Alza la ceja porque no recuerda a nadie en toda la escuela con ese nombre.

¿Sería un chico nuevo? Aunque no es como que le preste atención al resto realmente. Fuera de su grupo de amigos no le presta mucha atención al resto.

Sigue pasando las hojas y se da cuenta que es un cuaderno de la materia de química, lo analiza más a fondo y se percata que es de la misma clase de química que él toma.

¿Cómo mierda no recuerda tenerlo de compañero?

Ya algo abrumado sigue ojeando, son apuntes tan buenos como los suyos, le da créditos por eso, pasa las hojas y cuando llega al final se topa con algo que le perturba de cierta manera.

"Lista de porque ya no vivir"

Es tan extraño que cuando ve las extensas opciones se siente un poco incómodo de inmiscuir en la intimidad de alguien más.

Pero aun así lee las más resaltantes.

"No tengo ningún solo amigo"

"Soy un inútil"

"Odio todo de mí"

Sigue leyendo y por algún motivo le molestan esas palabras, después de una página y media de motivos absurdos para Bakugou llega a otro apartado.

"Motivos por el cual vivir"

Pero se sorprende al ver solo una opción.

"Mi madre"

Ese es un punto válido, él también quiere mucho a su madre, aunque esté loca, la estima demasiado para causarle algún daño.

Pero lee al final lo último que escribió y eso le revuelve el estómago.


"Pero ¿Notará mi ausencia realmente?"

Bonito Nerd - KatsuDeku TERMINADODonde viven las historias. Descúbrelo ahora