Capítulo 3

68.2K 7.1K 3K
                                    


Está irritado porque desde que aquel chico huyó no ha podido encontrarlo, se resigna y vuelve a sus clases, aún tiene su cuaderno, tendrá que volver por el además en un par de días tendrían la misma clase.

En la tarde llega a los casilleros del vestidor para su práctica, la sudadera sigue ahí, ya está seca, sabe que nadie es tan tonto para llevársela al creer que es suya.

Además, que ese chico por algún motivo usa tallas mucho más grandes de lo que debería. Por lo que fácilmente creen que es suya.

La guarda en su mochila para devolvérsela después.

Aparentemente era mucho más escurridizo de lo que imagino, porque no había logrado toparse con él en ese par de días, llega a su clase de química y comienza a buscarlo entre las mesas, pero no logra verlo.

Se adentra y en el fondo en la esquina está sentado, lleva otra enorme sudadera y nota que de nuevo se esconde dentro de su capucha.

Eso explicaba porque nunca lo veía, el suele sentarse al frente.

Ve el asiento a su lado y está vacío, tal vez su compañero no ha vuelto, no importa, se sienta y acomoda sus cosas ahí.

El chico a su lado tiembla y alza la mirada nervioso, en todo el año escolar nadie se había sentado a un lado suyo en el laboratorio, nadie quería hacer equipo con él.

—¿Quién es tu compañero?

Bakugou pregunta eso, al menos quiere saber de antemano a quien está echando de ahí y enviándolo con Kaminari.

Niega con la cabeza, no quiere hablar.

—¿Nadie? Bueno, igual no me agrada Kaminari.

Dice eso, pero Izuku no entiende del todo de lo que habla, sabe que Kaminari es su compañero usualmente en esa clase, otro chico popular del grupo de amigos de Bakugou.

Pero cuando Kaminari aparece bastante enérgico sobre Bakugou comienza a comprender que ocurre.

—¿Por qué me abandonaste? ¡Jamás pasaré está clase sin ti!

—Ve a llorarle a tu novio, me quedaré aquí a partir de ahora.

Kaminari lloriquea dramático porque realmente va a reprobar, pero nota la figura a un lado de su amigo, se aproxima a él, Bakugou lo ve como claramente no sabe respetar los límites de otros y sin avisas remueve la capucha del contrario.

Izuku no esperaba esa acción de su parte, chilla un tanto avergonzado y asustado porque no entiende porque lo hizo, pero Kaminari está muy cerca suyo viéndolo.

—Oh ya veo, es Midoriya, cierto olvide que encontraste su cuaderno ¿Se volvieron amigos?

—Que te importa, largo.

Dice eso molesto porque claramente Izuku está incómodo, Kaminari bufa ofendido y se retira de vuelta a su lugar, no sin antes tratar de convencer a alguien de ser su compañero.

—¿Y bien?

Ya solos se dirige al menor y saca el cuaderno.

—Lo necesitas para esta clase así que te lo devuelvo, pero les saque fotos a las últimas páginas.

—¿Por qué hiciste eso?

Nervioso Izuku le cuestiona eso, Bakugou claramente lo estaba intimidado, eso cree, tal vez las difunda por toda la escuela o pretenda chantajearlo y ser su lacayo, no tiene idea de sus intenciones, pero duda que sean buenas.

—Huyes de mí, necesito algo para saber qué vas a volver.

—¿Eso qué significa?

—No lo sé, simplemente lidia con la idea de que no te desharás de mí.

Sigue sin entender que ocurre por la cabeza de Bakugou, pero cuando el profesor entra le sorprende no ver a su alumno estrella al frente.

—Bakugou ¿Qué hace ahí atrás?

—Ahora soy compañero de Midoriya.

Dice eso y el profesor lo ve extrañado, aunque no se queja, Midoriya era su segundo mejor estudiante, simplemente por su personalidad no resaltaba en absoluto.

—Está bien, pero sabe que no permito cambios tan seguido, si se queda ahí será por todo el resto del año, sin cambios.

—Me parece bien.

Dice eso bastante seguro, Izuku sigue sin poder procesar lo que ocurre, pero no tiene el valor de cuestionar nada, aunque ni siquiera le preguntaron si él estaba de acuerdo.

Aunque, decir que no quiere un compañero seria mentira, pero la idea de que Bakugou sea el que lo hace por buena intención es poco probable.

Aun así, el resto de la clase es bastante productiva, Bakugou está sorprendido porque es el primer compañero en lo que sea que logra seguirle el paso, suele ser siempre todo el cerebro en el proyecto, pero Izuku aún sin querer hablar mucho aporta bastante al trabajo.

Vaya que esa decisión impulsiva no estuvo tan mal.

—¿Cuál es tu siguiente clase?

—Matemáticas, salón 5A.

—Prefecto, me queda de paso, vamos.

Ambos salen del salón, juntos, eso parece, Izuku va tras suyo un tanto tembloroso y bastante nervioso, cuando van por fin por los pasillos siente las miradas y ve un par de chicos que suelen molestarlo que van tras él.

Pero antes de que lo jaloneen para seguramente desquitarse con él antes de que la siguiente clase inicie, Bakugou se gira y mira a ambos severo.

—¿Se les ofrece algo idiotas?

Ambos tiemblan al ver al mariscal de campo verlo con ese terrorífico ceño fruncido que tanto íntima, se miran sin saber que decir, saben que Bakugou no es muy partidario de molestar a otros, aunque no esperaban que tuviera interés de interferir en sus asuntos con el cuatro ojos de pecas que era su objetivo desde inicios de año.

Izuku está temblando y un tanto sonrojado, no creía que Bakugou les dijera algo, él estaba seguro que sus caminos se iban a separar en ese momento.

—Largo.

Dice eso y ambos huyen antes de irritarlo más, Midoriya suspira, pero Bakugou lo toma del brazo jaloneándolo, tomándolo desprevenido chilla asustado creyendo que lo va a lastimar, pero simplemente lo hace ir frente a él.

—Camina donde pueda verte idiota.

Lo empuja levemente para que ambos sigan su paso, definitivamente no entiende lo que ocurre.

Cuando llegan a la entrada de su salón se gira a Bakugou.

—Gracias.

Sabe que al menos debe decir eso, aún si no entiende sus intenciones, lo ayudo en ese momento, Bakugou alza la ceja curioso, es la primera vez que el menor le habla directamente sin balbucear o estar temblando.

—Todo un Deku...

—¿Un qué?

—Nada, volveré al terminar, no te vayas a ir ¿Entiendes?

Asiente.

Definitivamente no entiende a Bakugou.


Bonito Nerd - KatsuDeku TERMINADODonde viven las historias. Descúbrelo ahora