Capítulo 6.

38K 1.6K 29
                                    

Capítulo 6| Eres completamente mía, Antonella Cavalcante.

Antonella Cavalcante:

Lunes y lo normal en los lunes para la Familia Cavalcante es ir al club de golf. Nos encontramos Nate, Eleanor y Bash en el restaurante del famoso club al que todos los ricachones en Nueva York vienen. Mi padre se ha marchado a jugar una partida junto a sus amigos, pidiéndonos que más tarde fuésemos a verlo.

Siempre que venimos aquí se ahoga en felicidad.

Le pido a la mesera mi desayuno favorito de todos los lunes cada vez que vengo aquí, al igual que lo hace mi hermano y mis amigos.

—Tengo ganas de comenzar una marca de ropa— Eleanor interrumpe a mi hermano, quien se estaba quejando desde que papá se marchó. Dejo la taza de café de camino a mi boca y le presto toda mi atención— Ya saben, como mamá.

Claro, la madre de Eleanor; Eloise Castro, una de las mujeres más reconocidas por su marca de ropa. La mayoría de ropa que mi mejor amiga y yo usamos es especialmente hecha para nosotras, a medida y a mano por ella misma.

Era como una madre para mi.

—¿Estas segura de ello, Elle?— le pregunto, para asegurarme que esto no es una de las cosas que empieza y deja a mitad o antes de siquiera empezar.

—Sí, desde hace un tiempo lo he estado planeando.

Su convicción me hace sonreír.

—Sabes que te apoyo en todo.

—De hecho...— vi como los ojos le empezaron a brillar y me agarró de la mano— Quiero que seas mi socia.

Nate empieza a toser.

—¿Como?

Pongo los ojos en blanco ante su reacción.

—¿Y tú por qué has tenido esa reacción, capullo?

—Por que tu no sabes ni mantener a un pez vivo por mas de tres días— se burló y Bash se unió a sus carcajadas.

–¿Más de tres días? más bien de tres horas.

Me ofendí.

—No seas imbécil, un pez y una marca de ropa no es lo mismo.

—No, uno es más serio que otro— dijo Bash justo cuando el desayuno de todos llegaba a la mesa.

—Gracias— agradeció Nate, guiñándole el ojo a la mesera, parecía conocerla— como decía, Antonella no puede tener responsabilidades.

—Lo dice el señor que nunca en su vida ha tenido ni una responsabilidad— ataco— Es mi mejor amiga, no la dejaré caer, ¿Lo sabes, Elle?

—Lo sé— afirmó ella con una gran sonrisa.

—Elle, piénsatelo mejor— recomienda Bash y me ofendo aún más. ¿Estas personas que dicen ser mi familia y amigos no confiaban en mi?

—Ya me lo he pensado muy bien y si voy a empezar un nuevo proyecto quiero que sea con Nell a mi lado.

La apretujé en un abrazo y le di una mordida de mi Waffle. No exageraba cuando decía que los mejores desayunos los servían aquí.

Comemos entre risas y conversaciones acerca de viejos recuerdos de los cuatro juntos, cuando nos veíamos todos los días sin ningún impedimento. Cuando íbamos a la playa o a la piscina, a la casa de campo o al hotel de mi padre y pasábamos allí un buen verano.

Papá se acerca a nosotros junto a Lionel y ambos ponen mala cara cuando visualizan a Sebastian. Suelto un suspiro y Nate un "aquí vamos". Pero Thomas solo lo ignora y toma asiento junto a Nate como mismo lo hace Lionel a mi lado.

El Mejor Amigo De Mi Padre. ©Donde viven las historias. Descúbrelo ahora