Trece

10K 915 45
                                    

•❅──────────✧✦✧──────────❅•

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

•❅──────────✧✦✧──────────❅•

En el desayuno Snape les entregó los horarios a los alumnos de Slytherin. La primera clase era Defensa Contra las Artes Oscuras con Alastor Moody, clase que compartían lamentablemente con Gryffindor.

Cuando entraron al salón, Madelyn se sentó junto a Draco a mitad del salón pero cerca de la pared.

No tardaron en oír el peculiar sonido sordo y seco de los pasos del profesor Moody provenientes del corredor antes de que entrara en el aula, tan extraño y aterrador como siempre.

—Alastor Moody, Ex-cazador —decía escribiendo en la pizarra su apellido—. Ministro inconforme y su maestro de Defensa Contra las Artes Oscuras. Vine porque Dumbledore me lo pidió. Fin de la historia. Se acabó. Adiós. ¿Preguntas?. —recorrió con ambos ojos toda la clase, y uno de ellos se movía sin control al ser una prótesis—. Bien. Cuando se trata de Artes Oscuras aplico el método práctico. Pero primero, ¿quién puede decirme cuántas Maldiciones Imperdonables existen?

—Tres, señor. —respondió Madelyn rápidamente.

—¿Por qué se llaman así?. —pregunta
Moody.

—Porque son Imperdonables, si un mago los usara... —respondió otra vez pero Moody la interrumpió.

—Se ganaría un boleto directo a Azkaban. ¿Correcto? —dijo Moody escribiendo en la pizarra—. El Ministerio dice que son muy jóvenes para ver sus efectos pero yo opino lo contrario, necesitan saber a qué se enfrentan y necesitan estar preparados —decía o más bien gritaba el profesor dándole la espalda a la clase—. ¡Y creo que necesita otro lugar para poner su goma de mascar, señor Finnigan!

—Increíble. Creo que ese loco puede ver de espaldas. —dijo Seamus.

—¡Y escuchar todo lo que dicen!. —gritó
Moody, lanzándole una tiza y casi golpeándolo con ella.

Los alumnos solo lo miraron silenciosamente ya que no querian ser regañados por él.

—Bien... ¿cuál analizamos primero?. —preguntó Moody—. ¡Weasley!.

—¿Sí? —preguntó Ron asustado.

—De pié —ordenó el profesor y él se levantó rápidamente—. Mencione una Maldición.

—Bueno... Mi papá habló sobre un... La Maldición Imperius. —titubeaba Ron.

—Ah, si —aprobó Moody—. Tu padre lo conoce muy bien. Hace unos años, le dio problemas al Ministerio. Tal vez esto les muestre por qué.

Moody abrió un tarro de cristal, y dentro de ella correteaba una araña.

—No me gustan las arañas... —murmuro Madelyn.

—Es solo una pequeña araña. —susurró Draco.

Moody metió la mano en el tarro sacando a la araña, se la puso en la palma de la mano para que todos la pudieran ver. Luego apuntó a la araña con su varita.

House Of BlackDonde viven las historias. Descúbrelo ahora