Cuarenta y dos

4.1K 492 26
                                    

 

   <━━━━━━━ ☆ ━━━━━━━>

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

   <━━━━━━━ ━━━━━━━>

En la noche de navidad Madelyn y Draco recibieron sus regalos.

Aunque no estaban muy entusiasmados por abrirlos.

Solo seguían pensando con quien harían llegar aguamiel envenenado a Dumbledore.

—¿Y con Slughorn? —sugirió Madelyn—. Parece ser muy amigo de Dumbledore.

—¿Sería seguro? —pregunto Draco—. Ya sabemos que paso en el primer intento...ahora incluso es más peligroso siendo un profesor.

—Se que estás asustado, Draco —dijo Madelyn apretando los labios—. Yo también lo estoy, pero no tenemos más opciones.

Draco agachó la cabeza con cansancio, luego de unos segundos asintió. Madelyn le sonrió reconfortante para después seguir con el plan.

[...]

Tal y como lo habían planeado, Madelyn con ayuda de la maldición Imperius controlo de nuevo a Madam Rosmerta para que pudiese envenenar el aguamiel y luego se lo entregara a Slughorn con la intención de que la obsequiara a Dumbledore.

Habían pasado unas cuantas semanas  y todavía no había rastros de que Dumbledore haya recibido el aguamiel.

Ahora Madelyn se encontraba junto a Theodore cerca del lago negro detrás de un árbol pasando un tiempo a solas aprovechando sus horas libres.

—¿Como está Draco?. —pregunto Theodore.

—Está muy mal —respondió Madelyn suspirando—. He tenido que pasar unas noches con él por miedo a que haga algo.

—¿Piensas que puede...?

—Si, siempre me dice lo cansado que esta y que no puede seguir más con esto —murmuro—. De verdad tengo miedo por él, Teddy.

—¿Ahora donde está?.

—Está con Blaise y Pansy en la sala común, ellos dijeron que podían estar con él mientras nosotros pasábamos tiempo. —sonrió mirando de reojo a Theodore.

—¿Ah si?. —cuestionó él acercándose a ella.

—Uhum. —murmuro.

Theodore tomó la mejilla de Madelyn pegando sus labios con los de ella en un intenso beso, y con la otra mano la sujeto de la cintura para acercarla más a él.

Madelyn colocó sus brazos alrededor del cuello de Theodore queriendo no separarse de aquel beso.

Theodore queriendo más la acorraló contra el árbol metiendo su mano por debajo de la camisa de Madelyn sintiendo su piel caliente.

House Of BlackDonde viven las historias. Descúbrelo ahora