Ꜥꜥֶָ֢🧺ֶָ֢۫݊˒𐙚 capítulo 14

7.4K 775 35
                                    

El castaño se acercó a JiMin y YoonGi, quienes hablaban pero notó las miradas tristes que llevaban y le entraron ganas de llorar y joder, como odiaba que su humor cambiase todo el tiempo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

El castaño se acercó a JiMin y YoonGi, quienes hablaban pero notó las miradas tristes que llevaban y le entraron ganas de llorar y joder, como odiaba que su humor cambiase todo el tiempo. Cuando llegó con ambos abrazó a YoonGi llorando. YoonGi miró a JungKook, quien venía caminando hacia ellos. Articuló hacia el azabache un: ¿Qué le sucede?

— TaeHyung, cálmate — Gruñó Jeon un poco celoso y tomó al castaño de la cintura para alejarlo completamente de YoonGi.

— JungKook, se va ir de esta ciudad — Dijo mientras quitaba las lágrimas de sus mejillas.

YoonGi veía divertido al castaño, por la forma en que estaba actuando ya que no conocía lo tanto, solo habían intercambiando unas cuantas palabras en todo este tiempo.

— Lo sé, le dije que se quedara — Abrazó a TaeHyung — Pero su padre tenía la última palabra.

— Hablaré con su padre — Sentenció TaeHyung apoyando su rostro en el hombro de JungKook. Este rio por lo adorable que se estaba portando TaeHyung. Tampoco quería que el pálido se fuera, pero no podía hacer nada al respecto.

— ¿Cuándo se va? — Miró a JungKook.

— ¿Ya te encuentras mejor? — Preguntó JungKook divertido

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

— ¿Ya te encuentras mejor? — Preguntó JungKook divertido. Estaban en hora de clases. Ellos compartían unas cuantas clases juntos.

— Cállate — Dijo entre dientes él castaño.

— Joder, TaeHyung. Pareces a un gatito enojado simplemente adorable — Apretó las mejillas de TaeHyung, quien le terminó dando un manotazo.

— Déjame prestar atención a la clase — Habló en tono bajo para no ser regañados por el profesor — Deberías hacer lo mismo.

— ¿Crees qué nuestro gatito salga igual de adorable que tú? — Cuestionó JungKook mientras tomaba apuntes.

— ¿Llamas a nuestro hijo gato? — Preguntó TaeHyung con las cejas alzadas.

— No hables y presta atención a la clase — Dijo JungKook. TaeHyung sólo bufó volviendo su atención a las clases.

— Sabes, mis días han sido más felices desde que ya no peleamos — Soltó JungKook.

TaeHyung volteó hacia él sorprendido. Siempre pensó que hacía la vida de JungKook miserable por su culpa.

— No sé porque me odias — Susurró TaeHyung garabateando en su cuaderno.

— No te odio — Confesó — Ni te odiaba. Tenía mis razones para molestarte.

— ¿Ah si? ¿Cuáles eran? — TaeHyung preguntó interesado por la respuesta. Si JungKook no lo llegó a odiar, ¿por qué se la pasaba molestándolo?

— Quería acostarme contigo — Dijo. TaeHyung lo empujó.

— Que gracioso JungKook.

Suspiró volviendo su atención a lo que el profesor estaba explicando. Luego de media hora el timbre sonó. Tomó sus cosas y salió rápidamente del aula sin detenerse. Recordó que JungKook estaba con él, pero no se tuvo, le habían entrado unas ganas de ir hacer pipí.

Después de unos minutos salió del baño secándose las manos con sus jeans sin mirar por donde caminaba. Sintió como lo tomaban de los hombros para empujarlo. El castaño pudo mantener el equilibrio para no caer, enojado miró a la persona quien lo había empujado y no se sorprendió al ver que fue Ye-Eun.

— ¿Por qué mierda fue eso? — Exclamó molesto. Cada vez que Ye-Eun lo desafiaba le entraban unas ganas de golpearla, pero él nunca lo haría.

— ¿¡Crees que no sé lo que intentas hacer!? — Dijo cruzada de brazos.

— ¿Y supuestamente qué quiero hacer?

— Quieres quitarme a JungKook — Habló molesta — Y no dejaré que lo hagas.

TaeHyung abrió la boca para reírse, Ye-Eun se acercó al castaño queriéndole hacer daño pero TaeHyung se alejó.

— ¡Está embarazado! — Ahogó un grito Min-Seol. TaeHyung abrió los ojos.

Ye-Eun posó su vista en el vientre abultado del castaño, TaeHyung se alarmó cuando ella frunció su ceño. Tenía miedo que supiera que el bebé que estaba esperando era de JungKook y que ella le hiciera algo.

— Pero mira quien salió zorra — Escupió Ye-Eun — Vámonos Min-Seol, ya no tenemos nada que hablar con este, porque JungKook ahora ya no se podrá fijar en él.

— Pero mira quien salió zorra — Escupió Ye-Eun — Vámonos Min-Seol, ya no tenemos nada que hablar con este, porque JungKook ahora ya no se podrá fijar en él

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
una llegada inesperada 𐙚 kooktaeDonde viven las historias. Descúbrelo ahora