Diecinueve.

41.5K 5K 1.9K
                                    

#MaeDay

Capítulo diecinueve: Puedes superarme.

—Joseph, te pido que guardes discreción.
—Claro, no hay problema —sonrió y volvió la vista a mi celular.
—Bien —giré a ver cualquier cosa menos a Joseph y fallé en el intento.
—¿Vas a seguir mirándome?
—Sí.
—¿Por qué?
—Porque me gusta hacerlo.
—Claro —alargó mirándome y rio negando con la cabeza para seguir viendo el vídeo.

No es la primera vez que te gusta un chico, ¿qué pasa contigo, Mae?

—Esa es la mamá de Mia.
—¿Eso que tienes puesto es un pijama de patitos?
—Sí.
—La verdad es que ya no me extraña.
—Genial. Y una cosa, no creas que olvido la conversación pendiente. Tenemos una cita en Finn's para la próxima semana, ¿no?
—Eso en definitiva no es una cita.
—Lo es.
—No.
—¿Y qué es entonces?
—Es una salida previamente coordinada.
—Ya, claro.
—Es eso.
—Bien, lo que digas.
—¿Qué día será?
—¿Qué cosa? ¿La cita?
—No es una cita.
—¿Qué cosa? ¿La salida previamente coordinada?
—Sí.
—¿Sí es una cita?
—No.
—¿No habrá cita?
—Sí. ¡Digo, no! Que sí habrá una salida previamente coordinada, y no será una cita.
—¿Qué cosa?
—La cita.

Él me miró entrecerrando los ojos y yo sonreí.

—Dijiste cita.
—Me confundí.
—Tú éstas confundido mentalmente desde que naciste.
—Gracias.

Unas horas después de helados y discusiones por el día en que iríamos a una salida previamente coordinada o cita, como me gusta llamarla; quedamos el jueves.

Me faltaba poco para terminar con las horas extras en el restaurante y en el huerto sólo faltaba pintar la vieja caseta.
Pero si quería terminar, tenía que empezar con el trabajo.

Terminé con parte de la caseta y revisé mi celular, tenía un mensaje de al menos una hora antes; era el enésimo mensaje del día de Joseph diciendo que teníamos que hacer un trabajo muy importante que valía una buena cantidad de proporción en la nota final.

De: Muffin.
Hora: 12:50 pm.

«Ya te he dicho que estaré en la biblioteca a la 01:30 pm, no me fastidies».

Entonces corrí al gimnasio, me duché y cambié en tiempo récord. Cinco minutos antes de lo acordado, ya estaba en la biblioteca.

De: Muffin.
Hora: 13:26 pm.

«Ya llegué, ¿quién se demoró al final? ¿eh?»

Hora: 13:30 pm.

«Esperando».

Hora: 13:42 pm.

«Esperando aún».

Hora: 13:56 pm.

«Estoy haciendo el trabajo sola».

Hora: 14:06 pm.

«Revisando el trabajo».

Hora: 14:39 pm.

«Empezando con las diapositivas».

Hora: 14:52 pm.

«Terminando de hacer el trabajo».

Hora: 15:01 pm.

«Espero que haya una buena excusa. He terminado nuestro trabajo en equipo, no te preocupes».

De: Joseph.
Hora: 15:01 pm.

«Mae, ya. Deja de enviar mensajes».

¿Qué?

EternecoDonde viven las historias. Descúbrelo ahora