24. Mercurio retrógrado

88.5K 7.1K 34.6K
                                    

Honne.

Me cansé de fingir que no me importaban las fechas, sí me importaban bastante, de hecho, estaba investigando cual era el mejor cristal para Mar junto con una amiga.

—Bebé —vi que tenía una expresión enojada—. perdón por llegar tarde, mira me dieron un peluche de ti —levanté el regalo—. si lo aprietas dice "Odio a los escorpio".

Es preciosa.

—Ten tu teléfono —me lo pasó con cierto desprecio—. que te están escribiendo.

—Sí, de seguro es Luna.

Me es muy raro hablar así de una amistad, pese a que las personas consideren que soy sociable, no tengo muchos amigos. O al menos dejé de tenerlos desde que mis dos carreras universitarias y trabajo llegaron, la falta de tiempo, que solo me relacione con una persona, andar viajando cada mes lo arruinó todo.

El punto es que al principio pensaba mal de la bruja, sin embargo, me fui dando cuenta que no es mala. Fueron mis malas impresiones. Creo.

Seguido de nosotras subió el vagabundo, Mar llevaba semanas comentando que "Luka anda raro" aunque me pareció bastante tonto no darse cuenta de la realidad, él estaba simplemente muy enculado con Vero. Desde que se conocieron tienen una especie de tensión

Espero pacientemente que Vero tenga tiempo a solas para poder continuar, así como espero poder hacer más amigos en Chile. Dijeron que vamos a aterrizar en la capital.

¿Qué le pasaba? Desde que somos novias me informaba bastante, leí que va a venir un tal fulano retrógrado en libra a crear caos en la comunicación, en las relaciones, en el internet, etc. Sin embargo, pensé que eran puras patrañas. Le suelen gustar mis chistes feos indecentes más.

—¿Qué te sucede?

Fue hasta ese momento que explotó, o empezó a encender el cerillo para detonar la bomba. Me quitó el teléfono de las manos encendiendo la pantalla, salió a relucir una notificación de Luna, la señaló para luego elevar su mirada a la mía en busca de respuestas.

—Vi la conversación con Luna, o bueno, las noticaciones, ¿Por qué ustedes... —su tono bajó— se hablan así?

—¿A qué te refieres? —abrí el chat—. le hablo así a todo el mundo.

Jadeó sorprendida, dio vuelta a la ventana para dejar de verme.

—Em, amor es como una fan. Soy de esta manera siempre, a Luna le gusta el contenido.

—A Luna le gustas tu.

—Yo le gusto a todo el mundo. —bromeé.

Me sorprendió que no le hiciera gracia, hice lo mismo cuando nos declaramos. Asumí que andaba de mal humor por los planetas, entendía que llevaba días sin dormir bien, hablar con su mejor amigo, comer lo que te gusta o descansar, las giras eran agotadoras y lo que menos quería era que discutamos.

—Si te molesta lo podemos hablar.

Susurró algo que no llegué a descifrar, por dejar de molestarla evadí el tema mientras abría Pinterest para buscar disfraces. Firmamos un contrato de promoción con una marca internacional de disfraces, para alguien a quien le encanta la moda es como poner a un niño en una fábrica de golosinas. Tenía varias ideas.

Mar se terminó durmiendo en el viaje, le acomodé la almohada mientras pensaba en cosas triviales. Hablaba con mi amiga de temas místicos que me importaban menos que nada. Luna no me terminaba de convencer, pero es que a mí no me cae tan bien la gente así.

Le dije a mi novia que no llegaría al hotel pronto, no solo por tener que hablar con mi representante sino por ir de compras también. Le dejé el peluche entre la maleta para que lo llevara, le pregunté a Kalum cuando vendría junto a nosotros, aunque no me respondió, así es la gente, te cambia.

Si ellos supieranDonde viven las historias. Descúbrelo ahora