Uno

16.1K 1.3K 41
                                    

Prisionero de Azkaban.

•❅──────────✧✦✧──────────❅•

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

•❅──────────✧✦✧──────────❅•

Querida Madelyn;

Acabo de enterarme de que Sirius escapó de Azkaban, quise ser yo quien te lo dijera para que no te enteraras de otra forma y de la persona equivocada. También supe que Sirius está en busca de Harry Potter, por favor cuídate y no hagas ninguna tontería.

Con amor, Andrómeda.

Junto a la carta estaba un recorte de El Profeta:

BLACK SIGUE SUELTO

El Ministerio de Magia confirmó ayer que Sirius Black, tal vez el más malvado recluso que haya albergado la fortaleza de Azkaban, aún no ha sido capturado.

«Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para volver a apresarlo, y rogamos a la comunidad mágica que mantenga la calma», ha declarado esta misma mañana el ministro de Magia, Cornelius Fudge. Fudge ha sido criticado por miembros de la Federación Internacional de Brujos por haber informado del problema al primer ministro muggle. «No he tenido más remedio que hacerlo», ha replicado Fudge, visiblemente enojado. «Black está loco, y supone un serio peligro para cualquiera que se tropiece con él, ya sea mago o muggle. He obtenido del primer ministro la promesa de que no revelará a nadie la verdadera identidad de Black. Y seamos realistas, ¿quién lo creería si lo hiciera?, Mientras que a los muggles se les ha dicho que Black va armado con un revólver (una especie de varita de metal que los muggles utilizan para matarse entre ellos), la comunidad mágica vive con miedo de que se repita la masacre que se produjo hace doce años, cuando Black mató a trece personas con un solo hechizo.

Enojada arrugo el pergamino y el recorte lanzándolo en algún lugar del compartimento.

—Wow, ¿qué pasa? Casi y me pegas —dijo Draco pero cuando ve su cara se preocupa—. Hey, ¿qué decía la carta?

—Mi padre escapó de Azkaban —murmuró Madelyn—. Y no solo eso, también está buscando a Potter. Se supone que yo soy su hija debería buscarme a mí. —lo miro con los ojos cristalizados.

—No pienses en eso, ahora, ¿está bien? —dijo mirándola—. Ven acá. —hace un espacio en su asiento.

Madelyn se sentó a su lado y él la abrazó por los hombros, ella soltó una pequeña risa.

—¿De qué te ríes, mocosa? —pregunto frunciendo el ceño.

—Lo siento es que no me acostumbro a este Draco... pegajoso. —sonrió correspondiendo a su abrazo

—Bueno, al menos te hice sonreír, ¿no? Así que no te acostumbres mucho eh. —ella asintió sonriendo, unos cuantos segundos después se separaron del abrazo.

House Of BlackDonde viven las historias. Descúbrelo ahora