Cinco

12.3K 1.1K 36
                                    

•❅──────────✧✦✧──────────❅•

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

•❅──────────✧✦✧──────────❅•

—Tienen que ir al Gran comedor, todos —ordenó Snape cuando los citó en la Sala común, por suerte nadie vio que Madelyn estaba en la habitación de Draco—. Ahora. —recalcó lo último.

—¿Y eso por qué?, ¿ya hizo algo San Potter? —pregunto Draco molesto.

—Al comedor. —respondió secamente, Draco le dio una mirada a Madelyn que iba a su lado para salir de la sala común y dirigirse al Gran Comedor.

—¿Cómo te sientes? Apenas y llegaste a dormir 2 horas. —Le preguntó.

—Ya estoy mejor. —sonrió débil, sus ojos todavía estaban hinchados y rojos, llegaron al Gran Comedor y enseguida se sentaron.

—Los demás profesores y yo tenemos

que llevar a cabo un rastreo por todo el castillo. —explicó el profesor Dumbledore mientras McGonagall y Flitwick cerraban todas las puertas del Gran Comedor,

»Me temo que, por su propia seguridad, tendrán que pasar la noche aquí. Quiero que todos los prefectos monten guardia en las puertas del Gran Comedor y dejó encargado a los dos premios Anuales Comuníquenme cualquier cosa —añadió dirigiéndose a Percy, Draco hizo una mueca de disgusto—. Y me avisen por medio de algún fantasma —dijo el profesor y se detuvo antes de salir de gran comedor, todos se levantaron de las mesas, y Dumbledore con un movimiento de varita, envío volando las mesas hacia las paredes del Gran Comedor. Con otro movimiento, el suelo quedó cubierto con cientos de sacos para dormir—. Felices sueños. —Dijo para finalmente salir.

Todos comenzaron a hablar a la vez, preguntándose ¿Que pasara ahora? ¿Sirius Black entró al castillo?

Esa última pregunta hizo que volteara rápidamente hacia Madelyn que estaba tratando de aguantar las ganas de llorar, se aacercóa ella abrazándola.

—¡Todos a los sacos! —gritó Percy—. ¡Se acabó la charla! ¡Apagaré la luz dentro de cinco minutos!

—Ven, vamos a acostarnos. —dijo para caminar hasta unos sacos y ella se sentó encima en uno de ellos y él igual.

—¿Crees que él esté aquí? —pregunto mirando el anillo que tenía en su mano.

—No creo, ya escuchaste a los profesores, revisaron todo el castillo —apretó sus labios—. Necesitas más anillos, se ven bien en tus manos. —cambio la conversación, quito uno de sus anillos de su mano y se lo entrego.

—Me queda un poco grande. —menciono probándoselo, mostrándole la mano con él ya puesto.

—Te regalaré algunos en navidad. —Dijo Draco, Madelyn se acostó y se acomodó en su saco dándole la espalda.

—Sí, está bien. —murmuró cerrando sus ojos.

—¡Voy a apagar las luces ya! —grito de nuevo Percy—. Quiero a todo el mundo metido en su saco callado.

Draco se acostó en saco antes de que la espantosa voz de Percy es escuchara una vez más.

Todas las velas se apagaron a la vez. La única luz venía de los fantasmas de color plata, de la luna que se reflejaba por las ventanas de cristal acompañado del techo encantado, repleto de estrellas como el mismo cielo exterior.

Cerró sus ojos y se durmió.

[...]

Madelyn no había logrado dormir, por lo que ahora solo se escuchaban los ronquidos de muchos alumnos que dormían a su alrededor. No podría ser peor.

Madelyn escuchó que la puerta del Gran comedor se abría silenciosamente y se escucharon algunas voces hablando lo más bajo posible.

—Revise la Torre Astronómica y el Aviario y no había nada. —esa era la voz de Flinch.

—Muchas gracias. —agradeció Dumbledore.

—En el tercer piso no había nada.

—Muy bien, ya revisé los calabozos, Director, y no había señal de Black en ninguna parte. —aviso Snape.

—En realidad no esperaba que se quedara. —camino por medio de los alumnos.

—Increíble hazaña, ¿no cree? —hizo una pausa Snape—. Entró al castillo de Hogwarts solo y sin que nadie se percatara.

—Sí, y es muy sorprendente.

—¿Alguna teoría de como pudo hacerlo? —pregunto Snape.

—Muchas y cada una tan improbablemente como la otra.

—Debe recordar que antes de comenzar el curso les expresé mi preocupación por el profesor Lupin.

«¿Mi padrino? ¿Qué tiene que ver él?». Se preguntó Madelyn.

—Ningún profesor dentro del castillo ayudaría entrar a Sirius Black, estoy seguro de que el castillo está a salvo y creo que enviaré a los estudiantes a sus dormitorios.

—¿Qué hay de Potter y de Black? —pregunto Snape en voz baja—. ¿Debemos advertirles?

—Tal vez, pero ahora que duerman. Al dormir se entra en un mundo que es enteramente nuestro, déjalos nadar en un profundo océano o que se deslicen sobre la nube más alta.

Después de eso salieron del Gran Comedor y Madelyn se acomodó mejor en su saco.

—¿Mady? —murmuro Draco adormilado a su lado.

—¿Qué pasa? —ella se volteó para mirarlo.

—¿No puedes dormir? —Pregunto, ella negó con la cabeza—. Yo me desperté por las voces —Suspiro y levantó su cabeza mirando a los estudiantes—. Algunas parejas están aprovechando este momento para estar juntos eh. —señaló con la cabeza a una pareja de Ravenclaw que estaban abrazados.

—Parece que sí —sonrió—. Tú no eres mi pareja, pero eres como mi hermano, así que te abrazaré también. —se acercó a él sacando los brazos del saco y los paso por su cintura.

—Puedes hacerlo siempre y cuando no sea en público o cuando nadie nos vea, tengo que cuidar mi reputación de chico malo, sin sentimientos. —dijo burlón también abrazándola.

—Idiota. —susurro para luego dormirse.

•❅──────────✧✦✧──────────❅•

¿Que les pareció el capítulo? Un poco corto si si.

Yo quiero a alguien como Draco en mi vida:')

House Of BlackDonde viven las historias. Descúbrelo ahora