Chapter: 17🍷ⴰ༢

20.9K 2.3K 756
                                    

- No creo que sea buena idea señor - Pronunció Jisung viendo a Sunjun.

- ¿Qué?, ¿Y crees que te haré caso a ti? - Habló el hombre que estaba sentado sobre el sofá. Su voz había sonado molesta y burlona.

Felix apretó los dientes al escucharlo. Al menos delante de Jisung, no tenían que actuar como si se agradaran.

- Usted prometió que...- Felix se interrumpió. Su voz sonó a punto de romperse, se estaba formando un hilo en su garganta.

Jisung no dijo más, tomó de la mano a Felix y apretó la apretó como si quisiera transmitirle algún tipo de protección.

Felix miró al piso recordando las palabras que no le dejaron dormir.

Hoy, con mucho miedo, se había levantado ojeroso, con dolor de cabeza y un vacío inexplicable en el pecho. Sentía todo interminable. Si huía, lo buscaría. Y la policía, eso le hacía mucho ruido en la cabeza, su único testigo sería Jisung, y Sunjun se vería ganando todo. Al final perdería más.

Felix movió la cabeza para regresar y huir de sus pensamientos.

- Felix, tienes que hacerlo - Trató tranquilo - ¿Acaso no te das cuenta de todo el dinero que tendría cuando hagas lo que digo? - Habló Sunjun con una sonrisa que al pecoso le dio una arcada para contener las náuseas.

Felix volteó a verlo mal mientras apretaba los puños, no dejó que sus ojos se cristalizaran por lágrimas que no quería dejar salir, lo único que contenía ahora era aquel golpe que quería soltarle a Sunjun en la cara. Pero se contuvo.

- Felix, quiero hablar contigo. Señor Sunjun, regresaremos enseguida - Jisung hizo una reverencia antes de llevar a su amigo fuera de la habitación, Sunjun había asentido sin negarse cuando un hombre de seguridad entró.

- ¿Felix? - Llamó su amigo - No hagas lo que él dice, él no puede obligarte - Jisung tomó una mano de Felix, y la apretó viéndole a los ojos. Felix curvó los labios, haciendo el intento de sonreír, pero más que sonrisa, eso fue una mueca.

El peliplata tragó aquel nudo de su garganta. En realidad, aquella propuesta por parte de Sunjun no era lo que le aterraba, no le aterraba nada, sino, odiaba tener a Sunjun a su lado. Lo detestaba tanto que la cólera se acumulaba encontrando como única salida sus ojos y lo odiaba. Verse tan vulnerable frente a él.

- Felix, no llores.

- Hace unos días también quisieron abusar de mi - Felix dirigió su vista a un punto entre la oscuridad. Jisung abrió los ojos de golpe a escucharlo.

- ¿¡Qué?!

- Hyunjin detuvo a aquel hombre - Volvió a pronunciar Felix

- Pero... ¿y los hombres de seguridad? ¿Dónde estaban ellos? - Jisung se veía preocupado y sorprendido.

- No lo sé - Se encogió de hombres el pecoso, y soltó un suspiro antes de dirigir su mirada a la del castaño.

- Vaya. Cuando esos malditos se atreven a hacerte algo, éstos tontos guardias ni siquiera están. ¿Cuándo fue? ¿¡Por qué no me llamaste!? ¿Estás bien? Dime la verdad, Felix.

Jisung comenzó a revisarlo con desesperación.

- Hice lo que pude, pero Hyunjin entró y me ayudó - Jisung curvó sus labios. Soltó un suspiro grueso y prestó su atención a su amigo.

Exotic Dancer © #HyunLix ʿⁿᵛʾ [✓]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora