Chapter: 13🍷ⴰ༢

23.4K 2.6K 2.8K
                                    

Cuando ya tenía tiempo de haber bajado del escenario, sonó Toxic de Britney en volumen bajo pero que se podía oír perfectamente aún con todo el bullicio. Algunas personas fueron retirándose y el bailarín suspiró con cansancio.
Volteó desde su lugar a la mesa en donde anteriormente se encontraban los amigos de Hyunjin y el rubio; ellos ya no estaban ahí, por lo que supuso ya se habían retirado.

Luego de limpiar la capa de sudor que se formó por su frente y en gran parte de su pecho, caminó en busca de Jisung, él estaba comiendo mirando alguna serie desde su celular.

—¿Sigues aquí? Tu turno acabó hace una hora.

Jisung se giró mirándolo con sorpresa, se tragó la última papa de su plato y detuvo el video de su celular.

—¿Cómo?

—¿Por qué sigues aquí? Ya es muy tarde.

—Tu pregunta me ofende Felix, ¿en serio piensas que me voy a ir sin ti? ¡Es obvio que te estoy esperando para irnos juntos!

Felix sonrió asintiendo al mismo tiempo con la cabeza. Volvió a pasar la toalla por su frente quitándose el brillo de la piel que le dejaron las gotas de sudor.

—¿Y tú que haces aquí? ¿Ya terminaste todo lo de hoy en la habitación?

—No. Me falta el último, pero decidí tomarme un descanso corto para limpiar el desastre en mí, ¿no lo notas? Hoy hace calor.

—Iba a decirte lo mismo. No vivimos en un país tropical, entonces no entiendo por qué pasamos del frío al calor este día. ¿Crees que mañana llueva?

—No lo sé, Ji, espero que no -- Sonrió-- tengo que irme.

—Bien.

De camino al pasillo de la habitación, se detuvo frente a la puerta respirando profundo; jaló la manija de la puesta y enseguida cuando la puerta se abrió, una cabellera rubia le estaba esperando en el sillón rojo, con sus ojos color noche mirándole fijamente.

— Llegaste — Habló Hyunjin. Sus labios se elevaron en una pequeña y coqueta sonrisa.

El pecoso enarcó una de sus cejas. Las mejillas del peliplata aún mantenían el color carmesí a causa del anterior baile que había presentado en el escenario y por el calor, se sentían calientes, pero sintió que aquel color carmesí aumentó más al notar que la sonrisilla del rubio no desaparecía. Soltó un pesado suspiro.

— ¿Entras para hablar? Te escucho.

La sonrisa de Hyunjin no se borró, y Felix tuvo que hacer una lucha para mantenerse así, como si su estómago no sintiera aquella extraña presión.

Estaba acostumbrado a quedarse callado cuando era con Hyunjin, de hablar o irse de regreso con Jisung.

—Otra vez soy el último, porque a juzgar por la poca cantidad de personas que vi salir, no recibirás a más gente después de mí. —rascó su nuca.

Felix deshizo aquel cruce de brazos sobre su pecho cuando vio como el rubio se levantaba del sillón para acercarse a él. Y estando a una distancia considerable del pecoso, le dijo:

-— Pienso que he pagado suficientes veces para entrar a la habitación...— Se detuvo pensando bien en lo siguiente que diría. — Cuando pagué esta vez, fue con la viva curiosidad de conocer lo que tú sabes hacer... — Dicho esto, Hyunjin volvió a rascar su nuca, levantando la mirada del suelo.

Felix soltó todo el aire que había acumulado en su pecho mientras el rubio le hablaba. Su órgano palpitante aceleró su ritmo cuando pudo entenderlo todo. Buscó la mirada de Hyunjin, su mirada estaba en todo menos en el rostro del pecoso, mordió su mejilla interna y asintió lentamente repasando en su cabeza las palabras que Hyunjin había dicho segundos atrás.

Exotic Dancer © #HyunLix ʿⁿᵛʾ [✓]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora