Chapter: 27🍷ⴰ༢

21.1K 2.1K 2K
                                    

Felix hizo algo que no debió después de haber curado las heridas de Hyunjin y en especial, aquella que tenía en el labio, porque olvidando el hecho de que estaba golpeado, había presionando el labio inferior del mayor con sus dientes, algo del cual Hyunjin no tardó en quejarse.

— Eso duele — Hyunjin separó un poco su rostro del menor, llevando uno de sus dedos a su labios. Pero Felix le miró y volvió a besar con más cuidado.

Ambos movían sus labios y Hyunjin fue acercándose más al menor y Felix, como pudo, tomó el cuello del más alto teniendo cuidado con las hematomas solo para acomodarse mejor. Abrazó su cuello para profundizar más el beso, a la vez que acariciaba los rubios cabellos del mayor. El peligrís sintió una corriente eléctrica recorrerle el cuerpo completo.

La sensación era maravillosa, el sentimiento en su pecho indescriptible y su estómago se apretó en una sensación agradable y a la vez aterradora. La necesidad de más toques por su torso le hizo caer en cuenta que estaban perdiendo el control al volverse el beso más profundo. Esos dedos largos acariciando parte de su piel desnuda en un toque delicado y cariñoso en su cintura le hicieron soltar un suspiro que se perdió en la boca del rubio. Felix se vio con la necesidad de acabar con el beso cuando aquel sentimiento creció más en su estómago hasta el punto de aterrarle un poco, aunque se sentía bien. Sus mejillas se coloraron por el repentino calor que sintió en todo el cuerpo.

— Ba-basta — Jadeó inconsciente. Soltando el abrazo en el cuello de Hyunjin y separándose un poco del mayor.

— ¿Es porque estoy herido, verdad? — Cuestionó divertido Hyunjin, Felix aún no le miraba porque sabía que sus mejillas se pintaron de un color carmesí justo ahora.

—¿Te duele mucho? — Preguntó Felix, tratando de esquivar alguna pregunta respecto a aquel jadeo que había soltado, y aunque Hyunjin no le decía nada sobre eso, el pecoso presintió que sería así si no cambiaba ya el tema de conversación.

Miró como Hyunjin le asintió confirmando que sí le seguía doliendo la cara, y asintió cogiendo la caja de madera del botiquín para llevarla hacia el baño.

Regresó nuevamente con el rubio a la sala después de tardarse unos minutos en el baño, repasando en su cabeza aquel toque de sus labios con los de Hyunjin.

— Dormirás donde siempre — Avisó el mayor, tomando el agua que había sobrado de su vaso, el que había traído desde la cocina hace varios minutos atrás, antes de que el menor le dijera que limpiaría sus heridas.

Felix lo miró y asintió un poco.

— Mañana por la mañana iré a casa y...— Felix se interrumpió por Hyunjin.

— Lix... Si planeas regresar a casa.. te traje con la intención de que ya no volvieras a ese lugar, me refiero al bar — Hyunjin se apresuró a decir, mientras con una de sus manos hacía algo con su labio inferior en donde Felix había mordido, lo que avergonzó al pecoso — Lix, si regresas esos hombres prodían buscarte — El rubio gruñó por el dolor que sintió en sus costillas antes de levantarse del sillón y dirigirse hacia donde estaba Felix.— Y dije que te ayudaría, así que puedes quedarte aquí todo lo que quieras. Sé que tienes una casa, pero Sunjun sabe donde vives y... — Ahora fue el de pecas quién interrumpió al mayor.

— Pero podría molestarte, Hyunjin. No es necesario que hagas esto, prometo detenerlos si vuelven a intentarlo.

— No tengo ningún problema si te quedas Lix. Te quedarás, no te molestes, si quieres ayudar con algo, ve con Changbin y ayuda en el restaurante, ya hablaré con él — Dijo tranquilo.— El también podría ayudarte. — Sonrió.

Felix lo miró sorprendido durante un momento, notando la tranquilidad con la que Hyunjin le estaba hablando. Tragó saliva.

Hyunjin fue acercándose unos pasos más al menor, haciéndole un gesto, uno en donde quiso darle a entender un "¿Entendido?" Cosa que Felix entendió en seguida y asintió. Sintió que por su cuerpo recorrió una corriente de electricidad, no la que te electrocuta y mata literalmente, sino la que te hace sentir más vivo por la velocidad en la que va tu corazón. Se sintió repentinamente caliente cuando Hyunjin se acercó tanto hasta darle besos cortos sobre sus labios. Y se fue alejando de la sala con una sonrisa, para luego ir hacia la habitación de huéspedes en donde se quedaría.

Exotic Dancer © #HyunLix ʿⁿᵛʾ [✓]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora