Chapter: 24 ☆2/2🍷ⴰ༢

12K 1.4K 1.1K
                                    

🍷ʾⁿᵉʷ🍷

Sus pasos se detuvieron entre el pasillo de los baños, dio un paso atrás para terminar dándose la vuelta regresando a los baños y mojar la cara. El espejo dejaba ver algunos cabellos rubios mojados y su cara algo sonrojada. Y Hyunjin tuvo que repetirse otra vez que dos malditas copas de Vodka no eran suficientes para hacerlo alucinar. Pues, las otras dos en su mesa no eran suyas, sino de una pareja que las habían olvidado ahí por accidente.

No podía ser real aquel pasito tan sexy y aquella sonrisa de Felix expuesto a su dirección, además de aquella mirada coqueta que parecía decir mil cosas; era lo suficiente para saber que no estaba alucinando. También podrían ser otras cosas y no las que él estaba pensando. Quizás el peligrís estaba viendo a alguien más a sus espaldas y en ningún momento al rubio se le ocurrió voltear para ver quien podría ser.

Todos esos pensamientos consumían a Hyunjin, y por más veces que se contradecía, más seguro estaba de que no era así, es decir, que todo era real.

- No seas idiota Hyunjin. Claro que fue para ti- Le dijo a su propio reflejo en el espejo.

El agua en el fregadero caía sin control, sabía que tenía que cerrar el grifo, pero su concentración y pensamientos no estaban ahí, aunque su cuerpo sí lo estaba.

Sus pensamientos estaban allá, entre la multitud de ese bar mientras él veía a un bailarín de cabellos grises dedicarle sonrisas coquetas, a sabiendas que ese mismo bailarín no estaba a gusto haciéndolo a otras personas, que tenía disgustos y miedos. Y esto último no era una teoría, esto se lo había dicho el mismísimo bailarín.

- Joder... -Dijo, sintiendo el golpeteo de su corazón contra su pecho - Mierda, me gusta- Soltó entre un suspiro.

Y luego de pensarlo un poco más, tomó su móvil, el cual había dejado sobre el piso del fregadero importándole muy poco que este podía llegar a mojarse.

Sus pasos lo dirigieron hacia la puerta de aquella habitación, y sintiendo aquella seguridad de que alguien ahí adentro lo estaba esperando; jaló la manija y efectivamente, la puerta estaba abierta.

🍷🍷🍷

Felix no tuvo que abrir los ojos para saber quién podría ser. Aquella manera cuidadosa y sigilosa con la que escuchó que había entrado aquel individuo a la habitación le había dejado en claro que no era cualquiera.

La habitación estaba a oscuras y las luces parpadeantes ya no eran parpadeantes, se habían quedado quietas iluminando solo las rojas.

Hyunjin, no dio otro paso más, las luces no parpadeaban como la primera vez que había entrado. El sofá estaba vacío y los otros lugares también, algunas paredes eran cubiertas por la oscuridad, por lo que se le dificultaba ver más allá de ese negro espeso y el rojo neón.

Dio un paso más, cerca de aquellas luces rojas mientras veía que las azules estaban ahí, pero estaban apagadas. El silencio le estremeció un poco y pensó que la habitación había sido abandonada desde hace varios minutos.

Pero una sombra pareció moverse, algo loco y que sonaba incoherente, pero sí. Hyunjin dio un respingo, pero cuando aquella sombra se atravesó entre la luz roja, puedo ver aquella cabellera gris y aquella tela liviana blanca que dejaba sus hombros descubiertos.

- Lix... - Dijo, sintiendo que iba a caer cuando lo vio más de cerca.

Aquel maquillaje en su rostro y las perlitas en sus ojos. Esa mirada verde chocolatada viéndole les dio un vuelco total a sus emociones.

Exotic Dancer © #HyunLix ʿⁿᵛʾ [✓]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora