Cobardes

3.8K 148 21
                                    

Está historia es un poco más extraña que las otras que he publicado 🙃

Summary: One shot —Eres una idiota—le dice conteniendo las lágrimas de furia e impotencia. La quiere... Aunque lo calle... No importa que sea la esposa de socio y amigo...

Mi chivo expiatorio

Eran las díez y media de la noche, (lo sabia porque de vez en cuando revisaba su reloj de pulsera) y Kara fingía revisar unos contratos muy importantes de la empresa en la sala de su casa, era viernes, pero esa noche había decidido no salir.

Estaba ansiosa y no podía concentrarse, Jack había salido de viaje de nuevo, está vez iba a china a reunirse con unos empresarios muy importantes, ella se había ofrecido a ir en su lugar porque sabia que a Lena no le agradaría la noticia, nunca lo hacia, sobre todo cuando apenas acababa de regresar de su viaje a Metrópolis, pero no hubo forma de convencerlo de quedarse.

Volvió la vista a sus documentos tratando de enfocarse. Pero sin poder evitarlo su vista regreso a su reloj de muñeca.

Solo han pasado 10 minutos. Resoplo frustrada.

Ella vendrá. Piensa.

Tiene que hacerlo—murmura para si en voz alta.

No entendía como Jack teniendo una esposa tan hermosa, inteligente y cariñosa prefería estar viajando solo por el mundo, Jack estaba tan ciego que no veía lo que tenía y como Lena cada vez se consumía más en dolor por su abandono.

Lena, su Lee estaba apagándose cada vez más y ella lo notaba, pero por mas que lo intentaba no podía hacer nada, Lena no dejaba que ella la ayudara mas allá de descargarse con ella.

Kara por su parte intento hablar con Jack, pero no había forma de hacerle entender que estaba matando a Lena... Por dentro.

La soledad la estaba consumiendo y si a Jack no le importaba a ella sí.

Se levanto frustrada de su asiento, no quería escarbar mas el asunto porque aunque Jack era su socio en los negocios, habían ocasiones en las que sentía que lo odiaba. Estaba por subir las escaleras cuando el timbre sonó, reviso la hora en su reloj.

12:03am. Es ella. Lo sabe.

Sonríe, pero es una sonrisa agridulce.

Estas confundida

A pesar de eso vienes

Yo te espero

Me buscas

Y yo te encuentro

No sabe que hace ahí, toma su tiempo antes de tocar el timbre, esta considerando marcharse sin llamar. Pero su marido acaba de irse de nuevo y esta furiosa y otra vez sus pasos la han llevado a ella sin ni siquiera pensarlo. Exhala profundamente y presiona el timbre.

Kara toma su tiempo en abrir la puerta y el timbre vuelve a sonar impaciente. Se asoma por la mirilla y la observa, tiene los ojos rojos, el maquillaje corrido. Ha estado llorando deduce, todavía se ven algunas lágrimas correr por su mejilla como siempre que toca a su puerta.

Estas desesperada

Y finges que no te importa

Pero te esta matando

A si que me buscas.

One-shotDonde viven las historias. Descúbrelo ahora