2

1K 268 97
                                    

LeahLee ha actualizado "Manual de supervivencia en un libro"

Consejo 2.

Lávate siempre las manos.

Tengo la teoría de que los escritores utilizan cualquier cosa insignificante para usarla en tu contra.

Por ejemplo, uno nunca sabe si lo que tocas está lleno de microorganismos o gérmenes perjudiciales y terminas muriendo de dolor de barriga, resfriado o alguna otra enfermedad común.

Y no, no trato de decir que ahora seas un maniático por la limpieza, pero hasta los muñecos de cartón se lavan la carita con agua y con jabón. ¿Por qué no también los personajes ficticios?

Tener una buena higiene conlleva a una vida sana.

Y a lo mejor también te puede servir como excusa cuando las cosas se ponen mal. Imagina, estaban por atropellarte, pero regresas a casa a lavarte las manos, y esos segundos hacen la diferencia, el carro que tenía el propósito de hacerte estampita ya no lo logrará debido a que avanzó en distancia mientras tú hacías tiempo.

Lo sé, no se te hubiese ocurrido ni en un millón de años.

Ahora, esto no te asegura nada. Recuerda, el peor virus que puede existir es el escritor malévolo y le encanta contagiar a grandes personajes como tú.

No te dejes vencer con simples bacterias escritas. ¡Ánimo!

Nuevos comentarios en la historia

bychiarella: Eres muy imaginativa, me encanta la historia 😂😂

Elle232425: Reí fuerte, ¡síguela pronto!

NeuronaLiteraria: Vaya, no creí que seguirías esta tontería...

LeahLee: @NeuronaLiteraria ¿estabas esperando con ansias mi actualización, verdad? Disculpa haber tardado una semana en subir una nueva parte, no me extrañes tanto, Leahctor. ❤️

El libro que me lleva a ti (1)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora