Ꜥꜥֶָ֢🧺ֶָ֢۫݊˒𐙚 capítulo O2

10.1K 929 61
                                    

Cuando llegaron a la casa de Ye-Eun había una gran cantidad de personas, la música alta, la gente bailando

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Cuando llegaron a la casa de Ye-Eun había una gran cantidad de personas, la música alta, la gente bailando. TaeHyung se extraño que los vecinos todavía no se hayan quejado de la música. HoSeok y TaeHyung caminaron entre todas las personas hasta entrar a la casa, se metieron a la cocina donde había muchas botanas, latas de cerveza y bebidas alcohólicas. Kim se sirvió un poco de vodka.

— ¿Quieres acabar ebrio esta noche amigo? — Palmeó el hombro de TaeHyung.

— ¿Dónde está JiMin? —Preguntó con la voz elevada, ya que con la música no se podía escuchar nada.

— No sé, vamos a buscarlo — Ambos empezaron a caminar. TaeHyung se alarmó cuando vio a Ye-Eun muy cerca y se escondió detrás de un grupo de personas, cuando vio que ya no estaba en su campo visual salió de su escondite, pero HoSeok ya no se encontraba cerca.

Luego de minutos buscándolo y de ocho latas de cerveza y algunos de vodka se rindió y empezó a caminar hacia la cocina. Se tambaleó tropezando con un grupo de personas, pero antes de caer al suelo alguien lo tomó de la cintura. Cuando alzó la vista se encontró con JungKook. Sonrió en grande abrazándolo del cuello..

— JungKoook — Exclamó poniendo todo su peso en Jeon riendo como si fuese lo más divertido del mundo.

— TaeHyung, estas borracho, aunque yo igual — Informó juntando más sus cuerpos — TaeHyung torpe.

— No soy torpe — Dijo molesto — JungKook, me da vueltas todo.

— Es porque estas borracho tonto — Señaló el azabache tomandolo de las mejillas. No estaba en todos sus sentidos, pero tenía tantas ganas de besar a TaeHyung, lo quería tanto — Voy a besarte — Informó a la vez que presionaba sus cuerpos más juntos.

— ¡Nou! — Dijo TaeHyung empujando al ojiverde, este se quejó y se acercó de nuevo a él.

— ¡Vamos, TaeHyung! — Lo acorralo en la pared. Kim estaba tan mareado que por miedo a caer enredó sus brazos en el cuello de JungKook y enterró su rostro en el pecho contrario aspirando su olor una mezcla de su perfume y alcohol.

— Déjame besarte, mi dulce Tae — Habló riendo, TaeHyung levantó la mirada sonrojado. JungKook no sabía si era por el sudor y toda la gente en todos lados bailando y gritando o era que se había sonrojado por el apodo que le había dicho.

— Bésame entonces — Se dejó llevar, así que se paró de puntitas y unió sus labios con los de JungKook. Necesitaban tanto ese beso que se besaron con lujuria. El ojiverde pasó sus palmas por debajo de la camisa de TaeHyung recorriendo sus suaves curvas. TaeHyung gimió entre besos.

— Te necesito cómo no tienes idea — Jadeo mientras mordía el cuello del ojiazul.

— Pues anda a follar a Ye-Eun — Se escabulló entre los brazos de JungKook.

— Quiero follarte a ti, no ha ella — Lo jaló entre todas las personas hasta llegar a un cuarto del segundo piso.

Buscó en la oscuridad el interruptor y prendió la luz empujando a TaeHyung contra la pared tocando todo a su paso. Kim simplemente soltaba jadeos suaves aferrándose a los brazos del azabache.

una llegada inesperada 𐙚 kooktaeDonde viven las historias. Descúbrelo ahora