•Brigitte•

16.5K 1.2K 373
                                    

No pude dormir en toda la noche, ya que cuando cerraba mis ojos, los recuerdos me atormentaban...

Así que aquí estoy...A las 7:51am, con un top deportivo y unos leggins, corriendo por el patio para despejarme un poco

Hoy tengo mi segunda clase de magia y estoy aterrada...

En la clase anterior pasé demasiada vergüenza...

Estoy corriendo pero me detengo al ver a Asher

—Hola. — le sonrío

—Hola, Iris. ¿Cómo estás?— pregunta amable

—Mmmm...— hago una mueca — Más o menos. — digo riendo

—¿Por qué?

—No he podido pegar un ojo en toooda la noche... — ruedo mis ojos— Y hoy tengo la segunda clase de magia...

—¿Sabes cuál fué la razón de que no puedas dormir?— pregunta curioso

Claro que la sé. Pero no se la diré...

No le diré que no he podido dormir nada porque cada vez que cerraba mis ojos, la imagen de mis padres lastimados venía a mí...Y la culpa me carcomía...

—Mmm...No lo sé... — me encojo de hombros

—Por la clase de magia no te preocupes, sé que lo lograrás. — los dos sonreímos

—Gracias. — digo, realmente agradecida con él

—No hay de que, Iris. — responde mirándome dulcemente

Le sonrío y sigo corriendo

Luego de casi una hora corriendo, vuelvo a mi cuarto y decido ducharme

Abro la llave de la ducha, me desvisto y entro

Me lavo el cabello lentamente y luego sigo con el cuerpo

Al salir, agarro una toalla y la paso por todo mi cuerpo

Me visto con una blusa roja, que tiene estampadas pequeñas llamas de fuego.

Me coloco un short, también rojo.

Amo el color rojo

Me peino y voy hacia la clase de magia

Hoy no quiero llegar tarde.

Abro la puerta y entro

—Buenos días profesora. — digo amablemente

—Buenos días, Iris. ¿Cómo has estado? La última clase te fuiste corriendo... — esboza una sonrisa triste...

—Si...Y-yo...Lo siento. No pude... — respondo, decepcionada

—Algún día lo lograrás, confía en tí. — anima dándome un apretón reconfortante en el hombro

Le sonrío y me siento

—Buen día señoritas. Hoy tendremos una clase muy distinta a las demás— sonríe

—¿Distinta?— pregunta la rubia hueca que me humilló

—Mmmh. — asiente — Hoy, no practicaremos aquí. — dice señalando la sala — Hoy practicaremos allí. — finaliza, señalando el patio

—¿Afuera...? — pregunto confundida

La profesora asiente

—¿Por qué? — pregunta Alexa frunciendo el ceño

—Porque he decidido que tenemos que cambiar nuestra forma de entrenar. Debemos practicar cosas nuevas, debemos saber defendernos, con magia y...Sin magia. — responde sonriente — Pero esto no significa que de ahora en más todas las clases sean afuera. Iremos viendo.

Alas de fuegoDonde viven las historias. Descúbrelo ahora