•Humillación•

20.5K 1.2K 536
                                    

Llevo varios minutos sentada delante de la mesa, mirando un punto fijo.

Brigitte carraspea su garganta.

—Oye... No fué tu culpa —susurra Brigitte con tono de súplica.

Bajo mi cabeza, abatida.

—Lamento...lamento si tú querías que la clase continuara... No sé por qué me sucedió eso —jugueteo con mis manos mientras la culpa me carcome...

—Iris, deja de culparte por todo. Eso no fué tu culpa, hay hadas que pasan por lo mismo. No eres la única que reaccionó de esa manera ante una visión, no te preocupes —una sonrisa reluciente y tranquilizadora ilumina su rostro.

Visión.

Asiento, no del todo convencida.

—En un momento prepararé el almuerzo, ¿alguna comida que suba tu ánimo? —curiosea divertida.

—Pizza —sonrío.

—¿Pizza de almuerzo? Vale —ríe burlonamente.

—La pizza es sagrada.

Brigitte se va a la cocina en busca de los ingredientes.

—Oye... —juguetea con sus manos.

El nerviosismo que posee es notable a simple vista.

—Habla —ordeno intentando reprimir la sonrisa que quiere escapar de mis labios.

—Podría... ¿Puedo...invitar a...? Ya sabes...a... —se encuentra tan tímida que dan ganas de apretujarle las mejillas.

—No tienes que preguntármelo, Brigitte. Asher me cae bien, puedes invitarlo todas las veces que gustes —le sonrío en señal de que está todo bien.

No tiene por qué ponerse nerviosa si quiere invitar al chico que le parece atractivo a pasar tiempo con ella.

—Por cierto, ¿cómo van las cosas con Sky? —curiosea dejando salir una sonrisa pícara.

—¡No! —revoloteo mis manos en el aire, en señal de negación. —Ahora me cae peor que antes —cruzo mis brazos y suspiro —. Es demasiado irritante.

—¿No que te parecía lin-

—¡Pero que barbaridades dices! ¡En ningún momento he dicho eso! —chillo indignada.

—Lo has dicho.

—Está bien, pero si en algún momento lo dije ahora me retracto. Sky me cae pésimo. ¡No lo soporto! —tiro de mi cabello, frustrada.

Brigitte ríe.

—¿Qué te causa tanta gracia, eh?

—Nada, nada.

La fulmino con la mirada.

Mi amiga se encarga de cocinar.

Yo me encargo de entretenerla y contarle cosas.

Hace unos minutos Brigitte le mandó mensaje a Asher para preguntarle si quería venir a comer aquí.

¡Y la muy maldita le ha dicho: Ven con Sky, así coquetea con Iris!

¡Asher le pudo haber mostrado el mensaje a Sky!

¡Joder!

La miro con malos ojos ante el recuerdo.

—¡Oh, vamos! ¡Te he dicho que fué en broma! —ríe.

—¡Se lo pudo haber mostr-

Doy un respingo al sentir toques en la puerta.

Alas de fuegoDonde viven las historias. Descúbrelo ahora