Chapter: 30🍷ⴰ༢

23.5K 2K 1.7K
                                    

Las pequeñas partículas del haz solar se filtraban por su ventana, lo que le interrumpió su sueño por lo molesto que se le hizo la luz golpeándole la cara. Felix abrió los ojos despertando de aquel sueño en donde estaba envuelto por los brazos de un rubio de bonita sonrisa, de labios gruesos y voz ronca cuando le susurraba al oído y se volvía cuidadoso con sus besos. Se removió sobre la cama buscando entre las sábanas el cuerpo del rubio; Hyunjin, pero no lo encontró. El espacio a su derecha estaba vacío y de repente sintió como algo se movió en su interior. El recuerdo de sus cuerpos desnudos envueltos de aquellas voces que se volvieron distintas a cómo eran en realidad se apoderaron de su mente, recordó aquel tacto bajo su cintura y sonrió cuando recordó el "Te quiero" que le dijo el mayor antes de dormirse.

Buscó con la mirada en la habitación algo que le dijera que Hyunjin aún seguía en casa, pero no encontró nada más que una pequeña hoja de papel sujetada a la pared. Se levantó con cuidado de la cama, cubriendo su cuerpo con la sábana blanca y pudo ver en el papel un mensaje escrito con una caligrafía fina y muy bonita.

"Buenos días, bonito.

Lamento dejarte solo en la cama, no quería despertarte porque te veías muy bien durmiendo. Quería permanecer más tiempo contigo, pero tengo trabajo. No te vayas por favor.

Te quiere: Hyunjin."

Se dio cuenta que estaba sonriendo cuando cayó en cuenta que leía la nota por tercera vez.

"Bonito"

"Te quiere".

Su corazón latió con más fuerza. Tocó sus labios con sus dedos recordando como Hyunjin lo había besado anoche, como había sumergido sus dedos a su boca y como dejó un beso suave en su frente cuando le dijo lo bonito que se veía. Hyunjin había sido cuidadoso en cada momento y movimiento, porque el peligrís se lo había pedido. Había sumido con el papel del dominante y le gustaba demasiado ese papel en Hyunjin. Le gustó cuando su mirada se volvió más oscura y profunda, como su voz se volvió ronca y le susurraba cosas que apenas lograba entender, pero su cuerpo reaccionaba ante sus susurros. Aquella timidez que antes lo caracterizaba se había ido a la borda en cuestión de minutos. Y no saben lo mucho que amó Felix esa versión de Hyunjin.

Recordó también las últimas palabras que había dicho el rubio antes de irse y dejarlo solo en la cama: "Eres muy cálido, Lix"

Su celular vibró sobre la mesa y dio un saltito. Despertó de su ensoñación y aun cubriendo su cuerpo con las sábanas de la cama, se dirigió a la mesa para coger el aparato. En la pestaña se mostró un mensaje proveniente del rubio.

Hyunjinnie.♡

> Puedes salir y comprarte algo para comer. He dejado una tarjeta sobre la mesa.

Leyó el mensaje por segunda vez y dirigió su mirada a la mesa otra vez. Bajo un libro sobresalía una tarjeta dorada remarcando el nombre del propietario. Hwang Hyunjin.

Sus mejillas se sonrojaron sin querer cuando se percató que aún se cubría con la manta. Corrió al baño a darse una ducha con agua caliente y se vistió. Había dejado su ropa en un cajón donde Hyunjin le dijo que la guardara. Y mientras escogía un abrigo y escuchaba su celular vibrar dos veces seguidas sobre la mesita, encontró el hoodie que Hyunjin le había prestado hace dos días, y pensó por un corto tiempo si ponerse su suéter azul o ponerse el hoodie blanco de Hyunjin.

Terminó colocándose el de Hyunjin.

Después de un rato de arreglar su cabello y soltar un suspiro, caminó hacia la mesa y vio los mensajes en su teléfono. Eran de Jisung.

Exotic Dancer © #HyunLix ʿⁿᵛʾ [✓]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora