Extra: Kalum y James

16K 1.4K 1.7K
                                    

Primero, Feliz viernes, el mayor homosexual de todos.

Segundo, les presento, la historia de nuestro Gótico y nuestro millonario.

Tercero, este cap está narrado en su mayoría en mensajes. O con pequeñas cosas en inglés.Ni se preocupen, lo que esté en otro idioma son solo palabras bonitas ;)

*💰*

Kalum.

Conocí a una persona por internet.

Estábamos en el mismo grupo de una serie animada para adultos, llamó mi atención cuando comencé a leer sus fanfics —para adultos, también— en inglés con tal de practicar el mío.

Hay cierta forma en como escribe que me hizo darme cuenta pronto que anhelaba conocerlo, aunque sea para ser amigos, yo creo que se puede notar parte de un escritor en sus letras. Y me encantaban las suyas. Así que lo agregué.

Ahí fue cuando las cosas... Cambiaron.

Jamesverse te ha mandado un mensaje privado.

Grité internamente al ver la notificación, fue surrealista que suceda ¿Cuáles eran las posibilidades de que él inicie la conversación?

Mis palabras para describirlo son cortas comparadas a las suyas, ese es su talento, pero si me viera obligado a hacerlo sería: Tamer

Jamesverse: ¡Hola! Gracias por apoyar el libro, te veo siempre (Literalmente) tanto que ya me caes bien ¿Kalum, cierto? Suena a nombre de alguien gótico.

Pude haberme muerto de emoción porque me haya escrito mi autor favorito, pero no, porque ese mensaje fue en inglés. Tuve que ir al traductor, luego pensar mi respuesta, luego escribirla en el traductor por no estar seguro si lo escribí bien.

Así que terminé respondiéndole solo:

"Gracias a ti, soy tu fan".

Jamesverse: Lo sé.

Aunque es raro porque no te ves cómo el tipo de persona que lea lo que hago, menos que te llames Kalum ¿Consideraste usar negro alguna vez?

¿Estaba viendo mi perfil?

Aún vivía con Lucas en ese momento, él vio el instante en el que mi alma salió de mi cuerpo. No supe cómo reaccionar, estaba tan, tan nervioso que el celular se resbaló por el sudor de mis manos a través de la ventana. Porque sí, quise romantizar ese momento viendo las estrellas aunque fuera en mi barrio, creí que sería una ocasión en toda mi vida.

Jamás sentí algo parecido, fue como si el pánico se volviera calor y se instalara como un torbellino de mariposas en mi pecho, me tapé la boca asombrado como si me hubiera hecho una propuesta mala. No, solo me vio, no fue para tanto.

—¿Qué hiciste, pendejo? —preguntó Lucas—. Bro, te compraste ese teléfono hace una semana.

Caí en cuenta que rompí el teléfono luego de que mi hermano me regañara. Maldije, aunque eso no hizo que desapareciera el efecto de la droga esa rara a la que llaman enamoramiento.

—¡Lucas préstame tu teléfono! —rogué— ¡Es importante, me tengo que meter a mi Facebook!

—¡No me digas así! —exclamó—. mejor el apodo, Luka —aclaró fastidiado—. Y no, no voy a dártelo, acabas de lanzar el tuyo como si nada.

—¡Por favor! —insistí, la emoción por su mensaje y ganas de seguirle hablando fue tanta que hubiera hecho lo que fuera—. ¡Por favor! Y te pago yo tu viaje a América del sur ¿Sí?

Si ellos supieranDonde viven las historias. Descúbrelo ahora