•4•

987 54 48
                                    

[Narra Joey]

Al escuchar la maldita alarma me levanté rápido, a veces me gustaría mandar el trabajo a la mierda pero necesitaba de el para pagar mi batería ya que mi madre amablemente no me quiso comprar. Sólo llevo como tres días trabajando y ya me cansé.

Bajé a desayunar pero para mí sorpresa ya no había nadie en la casa más que yo, tomé un vaso de leche y salí corriendo para tal vez encontrarme a Wed e irnos juntos al trabajo. Primero corrí para poder encontrarlo hasta que lo alcancé.

- ¡Wed! Espera.- se detuvo al escuchar mis gritos.

- Joey hola.- volteo a verme y le regresé el saludo.

- Nos vamos juntos si quieres.-

- Ah claro ¿Venías corriendo cierto? - seguimos caminando juntos al trabajo.

- Que comes que adivinas.-  dije para callarme, sólo quería que mi respiración se tranquilizara.

Todo el trayecto fueron risas y algunas preguntas babosas que le hacía para conocernos mejor.

- Oye ¿dónde está Lu? - no había prestado atención que desde que salimos ella no venía.

- Bueno ¿recuerdas de los chicos ebrios de los que te conté ayer? - dijo y sólo asentí.

- Uno de los rubios paso a buscarla, no sé como rayos supo dónde vivíamos pero pasó a recogerla para acompañarla al puesto.- pusó los ojos en blanco, vaya que le molestaba mientras yo pensaba en preguntarle del otro rubio.

- Puede que los veamos ahí, además de que no sé si el otro rubio y el pelirrojo regresen.- mierda ya lo mencionó.

- No recuerdo bien su nombre...¿Cori? O ¿Coray? Creo que algo así, lo único que recuerdo es que tenía un cuello muy grueso.- empezó a reír, con que Cori ¿eh?

Llegamos al trabajo y sí, ahí estaba Lu con el otro rubio sentados en el mostrador. Wed y yo sólo los saludamos y entramos a la parte trasera para guardar nuestras cosas.

- ¿Ves? Te dije que los veríamos aquí.- me dijo Wed susurrando.

- Déjalos en paz, se ven muy tiernos.- cerré la puerta de mi casillero y me fui de nuevo con ellos.

Era incómodo, yo tomaba el puesto del mal tercio ahí. Luego vino Wed y las cosas se pusieron aún más tensas...tanto que Lu y el chico se fueron a la parte trasera. Si no me equivoco su nombre es Chris y era uno de los amigos del rubio...¿Cori? O algo así dijo Wed.

Las cosas en la tienda estaban tranquilas, gente entraba y salía sin haber comprado otra cosa más que parches y discos de bandas, casi nadie pedía tatuajes, más vacaciones para Lu. Volteé a ver a Wed y este se estaba quedando dormido ¿Cómo se atreve? Pateé su silla para que regresará a la normalidad, se despertó de repente.

Me iba a reír pero escuche que alguien había entrado, voltee a la puerta y...¡Oh por Dios era él!

- ¡Paul! - corrí hasta sus brazos y por el impulso me cargó.

- ¡Joey! -

Oh mierda, era él...¡Él! Apreté más nuestros cuerpos y juro que iba a llorar pero mi aspecto "varonil" debe seguir conmigo, me bajó de nuevo para que fuéramos al mostrador.

- No puedo con esto.- dije para mis adentros y me senté de nuevo junto a Wed.

- Bueno, Paul el es Wed y Wed el es Paul.- los presente, ellos sólo se dieron un apretón de manos para volver cada quien a lo suyo... O al menos sólo Wed.

- ¿Cómo has estado Joey? ¿Y la escuela? - Paul se sentó junto a nosotros.

- Lo mismo digo de ti, según yo estabas en la universidad... fuiste ¿Cierto? - Paul me miró indignado, reí por su acción.

ꨄ︎𝙏𝙝𝙚 𝙃𝙮𝙗𝙧𝙞𝙙 𝙈𝙤𝙢𝙚𝙣𝙩 //𝘑 𝘖 𝘙 𝘌 𝘠 ꨄ︎Donde viven las historias. Descúbrelo ahora