•36•

571 39 185
                                    

[Narra Corey]

Hice mis maletas, tenía un dolor de espalda tremendo y no paraba de pensar en la propuesta de James. Tenía años que no lo veía, por mi orgullo que es más grande que mi polla...ni siquiera le pedí perdón ese día, fue mi culpa y soy consciente de ello. Sólo quería ayudarme, él y los demás pero no, aquí estoy como siempre haciéndome la víctima frente a los que amo para que me demuestren cariño en vez de pedirlo.

En fin, yo y mi estupidez de no olvidar.

Hoy por la noche regresaremos a Iowa, Joey ya no puede aguantar un día más lejos de la comodidad de su cuarto y de Murray, quien se quedó a cargo de Sid.

Me recosté en la cama, llevo casi todo el día encerrado ¿dónde está Joey? Me pregunto justo ahora. Encendí mi celular, no hay nada interesante en Instagram, nada en Twitter, simplemente yo y mi aburrimiento. Pensé de nuevo el James.

Gracias a él me di cuenta que soy una mierda de persona, quería salvarme de mi dolor...y yo no lo dejé, y ahora no puedo creer que me estén rogando para que vuelva.

Me quedé mirando a un punto fijo del cuarto, sólo puedo escuchar mi respiración y el viento golpeando la ventana ¿será que soy tan necesario?

Un vago recuerdo se hizo presente. Cuando recién cumplía diecisiete años...o la verdad no sé cuántos, James y yo en el balcón de su casa mientras escuchábamos The Doors, cuando por primera vez le hice probar marihuana, escribiendo canciones y decididos a comenzar nuestra banda. Esa misma noche en su casa nos pusimos a escribir canciones con las que según "revolucionaríamos el sonido del rock" Ja claro Corey, lograríamos eso.

El sonido de la puerta abriéndose me sacó de mi mar de recuerdos, la imagen de un sonriente Joey entró en mi campo de visión. Enseguida se acostó junto a mí, al verlo una sonrisa se formó en mis labios.

- ¿Qué hacías? - dijo pasando su mano por mi mejilla, lo tomé por la misma para pegarlo más a mí. Necesito un abrazo.

- Nada, sólo pensando en el Corey joven y estúpido.- contesté sonriente.

En realidad no había mucho tema de conversación. Para mi mala suerte Alexi ya no estaba en casa, se había ido y sólo quedábamos las hermanas de Joey, su madre y pues sus abuelos. Acomodé mi cuerpo en sus brazos, quiero dejar de ser el chico rudo por un momento...quiero que Joey me ayude con esta miseria, él dejó un tierno besito en mi cabeza. Me hace tan vulnerable que me aterra la manera en la que me cambia.

- ¿Sabes? Hoy hablé con Sid acerca de Murray...dice que te extraña mucho.-

- ¿Sid me extraña? - dije con algo de confusión.

- ¡No Corey! Me refiero a Murray.- reímos.

No pude evitar aferrarme más a él, notó que algo andaba mal. Como siempre...
Me abrazó de vuelta y con sus manos acariciando mi espalda.

- ¿Estás bien Cor...? - me dijo con un tono suave, no contesté nada.

En realidad no tengo palabras, no sé qué es lo que siento ¿Culpa? ¿Desesperación? ¿Aceptar que soy un mal amigo y un mal novio? Sentí poco a poco cómo mi pecho se hundía, ya saben, esa sensación horrible cuando en tu garganta se forma un nudo, te cuesta respirar y vez todo borroso por las lágrimas apunto de caer.

ꨄ︎𝙏𝙝𝙚 𝙃𝙮𝙗𝙧𝙞𝙙 𝙈𝙤𝙢𝙚𝙣𝙩 //𝘑 𝘖 𝘙 𝘌 𝘠 ꨄ︎Donde viven las historias. Descúbrelo ahora