•21•

675 42 88
                                    

[Narración Normal]
Día 5

Un muy campante Sid, se encontraba de camino a casa de su ahora nuevo mejor amigo Joey...¡pero a quien engañamos!

En realidad Sid estaba corriendo por su vida para que Corey no lo atrapara y le castrara por verle de nuevo junto con Joey.

Jordison sabía que Corey tenía cierto problemas para controlar su ira, pero ahora sabe que también sufre de unos celos incontrolables.

[minutos antes]

- Nos hace falta la comida, invitados y lugar donde hacer la fiesta...¡diablos, todo es un desastre! - dijo Joey, desesperado dejándose caer sobre su cama.

Sid, quien se encontraba acostado en la misma sólo sintió como el colchón de hundía al momento que cayó el cuerpo de Jordison.

- Tampoco es para tanto Jo, ¿comida? Podríamos pedir varias pizzas, ¿invitados? Pues quienes más que los amigos del rubio amargado...¿casa? Pues tú casa, pan comido diría yo.- Sid todo despreocupado, Joey apunto de un colapso.

- ¿Eres consiente de la pendejada que acabas de decir Sid? ¡En mi casa definitivamente no se puede! Mi mamá odia a Corey, y Corey también a ella.- dijo ya muy desesperado y fingiendo unos sollozos bastante dramáticos.

- ¡Vaaaya! Ya hasta pendejo me dices, andas muy confianzudo Jordison.-

Ambos se relajaron un poco, Joey despegó su rostro de las cobijas y se recostó en una posición más cómoda, junto a Sid.

- La verdad...yo también odio a mi mamá, ¿por qué le cuesta aceptar que al fin su hijo encontró la felicidad en alguien más que no es su familia? Digo...¡mi familia no ha estado presente en los últimos 4 años de mi vida! Ni un "buenos días hermano" o "buenas noches hijo, duerme bien"...En cambio, Corey...me hace sentir tan bien, tan...querido, por eso todo tiene que salir a la perfección Sid.- Joey giro su cabeza para ver a Sid, que no es por exagerar pero este estaba al borde de las lágrimas.

Pasó su mano suavemente por el cabello negro azabache de Joey, como en una forma de consuelo.

- ¿Acaso es momento de ser abiertos y contar nuestros traumas? Porque sí es así, déjame decirte que ambos estamos igual de jodidos.- al final sonrieron y comenzaron a reír.

Porque así funciona la vida, ríete de tus desgracias para que no te cojan más duro después.

- Okey okey, ¿me ayudarías a ver lo de los invitados? Para comenzar con lo más sencillo.-

- Pues, que no sean muchas personas. Corey no es fan de ser una persona sociable.-

Joey se rió de la manera más tierna, aguda y chillona que alguna vez hayan escuchado. Tanto que Sid no supo si decir "awww" o reírse y hacerle bullying a Joey con eso para toda su vida.

- Entiendo entiendo, tenia en mente sólo tú, Chris, Lu, Wed, el chico del McDonalds.- dijo contando a cada uno con sus dedos.

- ¿El chico del Mc Donalds? A ese no lo topo.-

- Creo que iba con Corey en la secundaria, si no recuerdo mal...tiene rastas, un bigote que apenas va creciendo y también un piercing en la ceja.-

- Ah Joey, hablas de Jon Davis, sí sí. Invítalo también.- Sid ya se estaba quedando dormido, pero lo que Joey no sabía.

Es que Sid unos minutos antes de llegar a su casa, se había fumado unos cuantos porros...más bien, dos porros, por lo que ya empezaban a hacer efecto en Wilson.

- Jon Davis, su otro amigo del Mc Donalds...- dijo Joey pero luego Sid le interrumpió.

- ¡No olvides invitar a Paul! Que por él ustedes dos están juntos.- gritó.

ꨄ︎𝙏𝙝𝙚 𝙃𝙮𝙗𝙧𝙞𝙙 𝙈𝙤𝙢𝙚𝙣𝙩 //𝘑 𝘖 𝘙 𝘌 𝘠 ꨄ︎Donde viven las historias. Descúbrelo ahora