•8•

985 48 63
                                    

[Narración normal]

Luego de esa cálida despedida entre los dos tórtolos, Joey regresó a sus deberes y por obviedad todos los que estaban dentro observaron lo que había ocurrido, regresando así las burlas para Joey con su nuevo "novio", ya saben, esa canción castrosa que cantan los demás a dos personas que se quieren...¿No?

Jordison no quería prestar mucha atención a todo lo que decían, aún estaban ahí sentados tras la vitrina. Por lo que Joey vió parecía que a Wed se le había pasado su tristeza, ahora estaba de lo más alegre ayudándole con las bromas a Lu y Xanny.

Decían cosas como 'que linda pareja' '¿Saldrán mañana?' 'Se ve que Corey le trae ganas a Joey' 'Ya deberían casarse' y como imaginarán el pobre Joey tapaba su oídos para no escucharlos, pero fue en vano, lo que decían causaba que sus mejillas se tornaran un color carmesí.

[...]

Al final del día, tras pasar una larga jornada de trabajo, Joey se fue naturalmente a su casa sólo que ahora iría solo, Wed no pudo llevarlo por que tenía otras cosas que hacer con su hermana dejando a Jordison irse por su cuenta.

Eran aproximadamente las diez de la noche, su trabajo le quedaba muy lejos de su casa. Todas las calles estaban oscuras con algunos alumbrados en cada esquina pero como eran públicos no alumbraban ni una mierda. Decir que estaba aterrado era poco, de todo podía pasarle en una noche así...¡De todo!

Apresuró el paso tras cruzar la calle, había escuchado unas voces atrás pero no quiso detenerse para averiguar de qué se trataba, al contrario, empezó a correr, haciendo que su corazón latiera cada vez más fuerte. Eran tantas las posibilidades que pasaban por su cabeza,

Podría ser un ladrón o peor...¡Un marihuano!

Quedaba poco para que llegara a su casa, dejó de correr para ahora sólo caminar, un poco temeroso volteó para ver si había alguien ahí... obviamente no encontró nada, todo fue producto de su mente al estar asustado.

Rió ingenuo y volvió para seguir caminando sin embargo algo...o más bien alguien se lo impidió.

Su corazón volvió a latir muy rápido, el sujeto lo tenia agarrado de ambos brazos, Joey aún no sabía de quién se trataba, por la oscuridad natural no podía ver su rostro además, estaba aterrado y lo que menos le importaba era saber quién era, sólo intentaba safarse del agarre, sin éxito.

- Enano tranquilo soy yo...-

El "extraño" hablo pero Joey reconoció la voz al instante, era Corey, del alivio se dejó caer en sus brazos dando un fuerte suspiro.

- ¿Acaso eres idiota? ¡Casi me matas del susto! - Jordison se separó de Taylor y golpeó su pecho sin mucha fuerza.

- Hey espera...No quería asustarte, quería acompañarte a tu casa pero cuando te hable saliste corriendo.-

- ¿Eras tú el de las voces tenebrosas? -

- ¿Tenebrosas? Era mi voz normal...-

- Suena diferente cuando me vas siguiendo a altas horas de la noche.-

- Ya te pedí disculpas.-

- ¡Claro que no! - Taylor rodó los ojos.

- ¡Bien! Perdóname Joey por querer acompañarte a tu casa para que nadie te asaltara.-

- Así no fueron las cosas...pero bueno, si me vas a acompañar vámonos de una vez, si no llego ahora a mi madre me va a castrar.-

- Uhh está bien, vámonos de una vez.-

ꨄ︎𝙏𝙝𝙚 𝙃𝙮𝙗𝙧𝙞𝙙 𝙈𝙤𝙢𝙚𝙣𝙩 //𝘑 𝘖 𝘙 𝘌 𝘠 ꨄ︎Donde viven las historias. Descúbrelo ahora