•24•

755 47 53
                                    

Día 1

[Narración normal]

Joey salió agitado de la casa de Corey, el rubio se había ido a trabajar unas horas antes y no se le hizo problema dejar a Joey solo acostado en su cama, que...el pelinegro se alteró muchísimo al despertar y no ver a Corey acostado junto a él.

Ignorando lo qué pasó a noche, ahora se encontraba de nuevo en su trabajo. Después de unas muy largas vacaciones no previstas, tuvo que regresar a su rutina junto a Wed y Lu.

¿Saben a donde fueron? Joey también quería saber, pero ninguno de los dos hermanos se dignaba a decirle. Sólo notó que Wed venía más quemado de lo normal y claramente le ardía hasta su propia existencia. Mientras que Lu venía "apagada", apenas y decía algo y lo poco que decía, eran insultos para Wed.

Igual, Joey no le tomó mucha importancia...tenía otras cosas por cuáles preocuparse. Cómo el hecho de que MAÑANA YA ERA CUMPLEAÑOS DE COREY, todo estaba listo...oh bueno, casi todo.

Hoy era día de avisarles a los invitados sobre la "fiesta de mañana", y gracias a que la señora Taylor es muy amigable y quiere mucho a Joey, se encargaría de tener los bocadillos listos ¿quién más conoce a su hijo aparte de ella? Conoce sus platillos favoritos así que todo será perfecto.

A excepción de que Joey aún no tenía un regalo, claro la fiesta era un tipo regalo pero aún faltaba otro, él siente que le falta algo.

- Ay mierda...- susurró Joey mientras enredaba sus cabellos negros en sus manos.
Ambos hermanos voltearon a verle, la fiesta lo tenía muy estresado, hace días que no escucha Metallica para relajarse un poco y gritar "Whiplash" de la nada.

- ¿Qué pasa ahora Joey? ¿Problemas con la fiesta? ¿Alguna botella de Jack Daniels que te sobre? - rió Wed.

Joey lo miró de reojo, soltó su cabello y se enderezó.

- Necesito que me ayuden a buscar un regalo para Corey.- dijo. Los hermanos lo miraron raro.

- ¿No la fiesta era el regalo? - ahora preguntó Lu.

- Ósea sí, lo es, pero...es como ¡lo básico! Para ese día y quiero darle algo aparte.- volvió a estresarse, puso ambas manos en su cabeza y comenzó a apretarla.

- Hey hey, tranquilo enano, veré qué tengo en las cajas que acaban de llegar...puede que le guste algo al rubio.- Wed puso su mano sobre la espalda de Joey, dándole su apoyo mientras que Lu observaba.

Y antes de que Wed fuera por esas mencionadas cajas, Joey recordó el tonto poema que escribió hace meses, lo tenía doblado en su cartera junto a una foto de Corey y él.

Como si fuese un flasheo de luz. Lo pensó una, y otra y otra vez más, no tenía nada de malo ¿o sí? Era un poema lindo, que había salido de lo más profundo de su corazón y plasmó cada uno de sus sentimientos por Corey.

Aunque recordó el día que se lo leyó a Wed y Lu. Ellos le dijeron que sonaba como si Joey quisiera darse a Corey...cosa que era cierto pero no quería que el rubio interpretara eso.

- Ah-h se me acaba de ocurrir algo mejor.- Wed miró a Joey.

- ¿Y se podría saber cuál es esa fantástica idea? -

- No, porque sólo te burlas de mí y de mis "fantásticas ideas" - marcó las comillas con sus dedos.- Mejor tráeme esas cajas, hojas de colores, plumones y una coca cola porque me dio sed.-

Era un regalo de ÉL para Corey, por ende él mismo debía hacerlo. Wed le miró raro de nuevo pero hizo caso a las órdenes de su amigo, además, a él también se le había antojado la coca.

ꨄ︎𝙏𝙝𝙚 𝙃𝙮𝙗𝙧𝙞𝙙 𝙈𝙤𝙢𝙚𝙣𝙩 //𝘑 𝘖 𝘙 𝘌 𝘠 ꨄ︎Donde viven las historias. Descúbrelo ahora