•34•

887 46 102
                                    

[Narra Joey]

Íbamos corriendo por todas las escaleras para llegar a la cocina, Corey como pudo volvió a abrocharse el pantalón y yo me acomode el cabello, mis pantalones y playera. No quería que sospecharan nada, y sí, estoy seguro de que no nos escucharon.

Estaban esperándonos, sentados en la larga mesa llena de comida, como si fuera sacada de una revista. Vi a los estúpidos de mis primos quienes se reían como focas retrasadas y también me miraban feo, cómo yo a ellos.

- ¡Ven Nathan, aquí te aparte tu lugar y para tu amigo! - dijo mi abuela muy sonriente. Sólo por ella no pondría mi cara de culo...espera ¿le dijo "amigo" a Corey? Nos sentamos donde ella nos dijo, los peores lugares, pues a un lado mío estaban esas sabandijas y junto a Corey estaba mi tío Matt, genial.

Esta era la segunda vez que nos reuníamos aquí, todos arreglaron sus diferencias, mi mamá y mi tía Rachel al fin se llevaban bien...pero bueno, yo con mis primos no. Los miré de reojo, son tres diablillos, Janice que es la mayor y la que peor me cae, luego estaba Jacob, él es buena onda pero su hermana siempre le pega las malas mañas y por último tenemos a Alexi, él no importa mucho en realidad, sólo tiene cuatro años y pues ni me molesta.

No sé en realidad que estábamos esperando pero nadie comía, nos miraban ¿o miraban a Corey? Tomé su mano por debajo de la mesa y deseando que no fueran a decir alguna estupidez, mi primera relación estable y ya me la querían arruinar.

Miré a mi abuela, me miraba también y con una gran sonrisa ¿entonces que carajos esperaban?

- Ya llegué, perdón por la tardanza.- dijo mi abuelo entrando a la cocina. Ah, con que era eso.

Una vez que él tocó su asiento Corey y yo comenzamos a comer lo que había en nuestro platos, en seguida un grito se escuchó.

- ¡Bendigan los alimentos! No sean groseros.- dijo mi abuela. Corey asustado dejó sus cubiertos de nuevo en la mesa. Joder no...todos los presentes excepto mi rubio y yo dijeron las respectivas palabras, la verdad nunca me las aprendí. Una vez que terminaron comimos con tranquilidad, mis tíos contando sus "divertidas anécdotas de sus divertidísimos viajes", eran unos presumidos, por eso mis primos son tan soberbios y egocéntricos.

Los únicos que se callaban y escuchaban éramos Corey y yo, la comida estaba muy rica así que no me quejo mucho. Incluso veía cómo a Corey le daban mini orgasmos tras cada bocado que se metía a la boca, no era mentira cuando dijo que tenía hambre. Seguimos cada quien en lo suyo, mi abuelo sacó una botella de Jack Daniels de la alacena. Ahora sí venía lo bueno...cuando nadie viera la subiría a mi cuarto...

- ¿Dónde están los modales que te enseñe Nath? No nos has presentado a este guapo muchachito.- dijo mi abuela interrumpiendo a todos, miré a Corey, parecía un tomate con sus mejillas sonrojadas.

- Bueno...familia el es Corey, y pues Corey, ellos son mi familia. Mi nana Katherine, mi abuelo James, ya conociste a mis tíos...- los señalé conforme fui diciendo sus nombres.- ellos son mis primos y por último pero no menos importante, mi tía Nicole...hermana mayor de mi mamá.-

- Un gusto conocerlos...no saben, Joey me ha hablado maravillas de ustedes.- dijo él muy sonriente.

De igual manera todos le regresaron el saludo, a excepción del tío Matt. Espero que no vaya a decir otra de sus idioteces. Pasamos unos minutos en silencio,  comiendo y esperando la media noche. La comida se me hacia más y más rica conforme la comía, cosa que casi nunca me pasaba, por lo regular después de dos o tres bocados pierdo el apetito y no vuelvo a comer.

- ¿Y como conociste a mi nieto Corey? ¿Qué relación tienen? - volvió a decir mi abuela.

- Un día simplemente chocamos en la calle, y de ahí nos hicimos muy buenos amigos.- contestó Corey, me miró, cómo si buscara una clase de aprobación acerca de su respuesta, volví a tomar su mano, quería que estuviera tranquilo hasta que nos dejaran subir.

ꨄ︎𝙏𝙝𝙚 𝙃𝙮𝙗𝙧𝙞𝙙 𝙈𝙤𝙢𝙚𝙣𝙩 //𝘑 𝘖 𝘙 𝘌 𝘠 ꨄ︎Donde viven las historias. Descúbrelo ahora