•19•

622 46 26
                                    

[Narra Joey]
Día 6

Estaba demasiado cansado como para levantarme, al igual que por alguna extraña razón traía un dolor de cabeza de puta madre...no recuerdo haber bebido ayer.
El ruido de Sid cayéndose de la cama fue lo que me había despertado, pero sólo a mi, Corey seguía durmiendo incluso estaba babeando y ya había dejado toda la almohada húmeda.

Agradecía de que Wed y Lu no iban a abrir el negocio hoy porque tenían que salir, podía pasar más tiempo con Cor y también pedirle ayuda a Sid para que me ayude con su fiesta sorpresa. Quien se levantó del piso sobando su cabeza, intenté no reírme, eso seguramente dejaría unos cuantos moretones.

- Mejor no pudo estar mi mañana.- dijo susurrando.


- Corey ocupa casi todo el espacio, yo también casi me caigo pero me agarre de él.- sonreí.

Sid volvió a la cama en el pequeño espacio que Corey le dejaba, ¿y ahora qué? Nos quedamos mirando al cuerpo desparramado por toda la cama de mi rubio, me causaba gracia pero a la vez se me hacía bastante lindo.

Me tiene tan enamorado, que a pesar de que babeé mientras duerme me sigue gustando. Muy tierno que puede llegar a ser a veces sin esforzarse mucho.

- Hay que pintarle la cara.- de la nada dijo Sid.

- ¿Ah? Más tatuajes no necesita.-

 
- Claro que sí.- metió su mano en el bolsillo de su pantalón, sacando junto con esta un marcador negro, que claramente se veía permanente.

- Vas.-


- ¿Qué? No para nada, si llega a despertar y nos ve...le diré que fuiste tú.- me bajé de la cama, alejándome de ambos y aún con mi dolor de cabeza. No fue buena idea párarme de golpe, justo en ese momento sentí como todo me daba vueltas.

- Bien, lo haré yo.- dijo un poco enojado, o eso creo.

Destapó aquel plumón que nos llevaría a ambos a la perdición. Contadas son las veces en las que he presenciado a Cor enojado, vaya que da miedo, o más bien, se ve muy intimidante y que de un sólo golpe te lleva 10 días de vacaciones con Jesús.

En el momento que Sid acercó la punta del plumón al rostro del contrario, despertó de golpe.

- ¡MIERDA! - gritó Sid al ver cómo Corey se abría los ojos.

Lo admito, casi me meo ahí cuando de la nada abrió los ojos. Sid volvió a caer y ahora sí no pude evitar soltar una carcajada.

¿Qué habrá sido lo más gracioso? ¿Ver la cara de confusión de Corey o ver a Sid volviendo a sobar su cabeza por los golpes? Ambas lo fueron.

- Pero...¿Qué andaban haciendo mocosos? Ni dormir bien puede uno.- talló sus ojos con sus manos.

Ya no hay respeto, esperaba un "buenos días" al menos con un "amor" al final.

- Que amargado Taylor, te queríamos recibir con una sorpresa.-

- ¿Disculpa? Queríamos me suena a manada.- como pude trate de zafarme de futuros problemas, miré a Corey y él me regresó la mira junto con un movimiento involuntario de levantar los hombros.

Regrese a la cama junto a él, simplemente no me resisto a sus encantos.

- Buenos días Cor.- me acurruque más para poder abrazarlo, cosa que él correspondió enseguida.

- Buenos días enano.- dió un pequeño beso en mi frente.

Fue un momento tierno...pero sólo de pareja. Para Sid fue como si lo hubieran llevado a la Fábrica de Chocolate de Willy Wonka.

- ¡PUAJ! Mejor saldré de aquí antes de que me dé un coma diabético.- se levantó del suelo y salió del cuarto, bastante rápido diría yo. Regresando a Corey, estuvimos acostados unos minutos más, hablando de lo que haríamos hoy y entre eso, me pregunté...CON BASTANTE SUTILEZA, que lugares le gustaban.

Respondió de lo más normal, tres lugares para ser muy exactos. Los bares, bosques y su casa. Ya saben a que quería llegar. Posibles lugares para festejar aquella fiesta sorpresa que no me dejaba dormir por estar planeándola.

- Interesante diría yo, ¿Qué era esa "sorpresa" que Sid mencionó cuando me desperté?.- cambió el tema.

- Quería pintarte la cara con un plumón, le dije que sería mala idea pero justo cuando iba a comenzar abriste los ojos como un muerdo viviente.-

- Vaya que los asuste, escuché como gritaste.-

- Pfff ¿yo? Pero si yo no fui el que se cayó de la cama.-

Ambos reímos, era tan impresionante la manera tan rápida en la que me enamoré de Corey, digo, es cuestión de pensarlo un poco.

Sentí una conexión bastante especial desde el día uno, cuando chocamos...me confundió con una chica, sí, pero esa confusión me hizo encontrar a mi media naranja. Igual fue un poco mi culpa, no es normal ver una cabellera larga, falda y botas y pensar que sea de un hombre. En nuestras citas me la pase mejor que en mis mismos cumpleaños que mi familia organizaba, llevamos tres meses juntos, lo cual para mi es demasiado ya que ha sido mi relación más duradera y donde me siento más cómodo, ni todas las canciones de amor existentes y por existir me ayudan a describir el sentimiento encontrado que le tengo a este ser llamado Corey Todd Taylor...lo amo tanto, que el hecho de que dependa tanto de él me aterra por las noches.

Es de esos ataques que de la nada me dan al darme cuenta de ciertas cosas que no me gusta admitir y que por mi orgullo más grande que mi tula, no admitiré.

- Te amo.- le dije, sonreí y sin esperar una respuesta suya, me acerqué para dale un corto beso.

Claro que después me dijo un "lo sé" con cara de egocentrismo pero así lo amo, le di un golpe suave en el hombro y, de una vez por todas decidimos bajar para ver si Sid se había dignado a hacer el desayuno por lo menos.

Pero antes, debía poner el plan "Jordison" en marcha.

- Cor, si quieres termínate de vestir y yo voy a ver si Sid muestra señales de vida...debes de prepararte para tu trabajo.- ojalá que eso no haya sonado muy fingido y forzado.

- ¿Seguro?...estaba por...-


- ¡Segurolas! - me interrumpí y salí del cuarto algo apresurado.

[Narración normal]

Por las escaleras de la casa de Taylor, se podía ver a un muy eufórico Joey bajar hasta llegar a la cocina donde Sidney se encontraba.

Al principio, el más bajo se sorprendió al ver al otro sentado frente a la mesa tomando un café (que para ser Sid ya era bastante extraño) y leyendo el periódico, aún más extraño para ser Wilson.

- Oh, hola Joey, ya he adaptado mi nueva personalidad de adulto independiente.- dijo en claro tono de burla.

- Que...¿bien?.- Jo no supo que responder, sacudió su cabeza bruscamente para ver si lo que tenía que decir regresaba a su cerebro.

- Necesito tu ayuda Sid.-

..............................................................
FUA, hola ¿qué tal? ¿Cómo están? "Bien" ¡me alegro! Pero vaya, morí y reviví pero volví a morir y luego la puta escuela...siestesita de casi medio año
Dos cosas importantes
1.- PIDO PERDÓN POR TREMENDA ACTUALIZACIÓN TARDÍA
uwu
2.- 🤨 no sé qué tan constantes sean las actualizaciones siguientes pero ¡hey! En este fic amamos a Corey, por ende su cumpleaños será igual de especial y cool como él...

¡Nos leemos pronto! 🤍

ꨄ︎𝙏𝙝𝙚 𝙃𝙮𝙗𝙧𝙞𝙙 𝙈𝙤𝙢𝙚𝙣𝙩 //𝘑 𝘖 𝘙 𝘌 𝘠 ꨄ︎Donde viven las historias. Descúbrelo ahora